Inicio
Facebook
Twitter
Domingo 24 de Febrero de 2019         •         Dólar= $651,39         •         UF=$27.552,97         •         UTM=$48.353

Ventajas de la construcción modular

La construcción modular llegó a Chile hace unos 25 años, cuando solo había una industria de relativa importancia en el rubro. En la actualidad, domina ampliamente el mercado minero, el cual tiene la mayor actividad del rubro modular.

En el área habitacional, la construcción modular aún es incipiente, aunque algunas empresas han introducido innovaciones, lo que ha mejorado los tiempos de entrega de los proyectos de viviendas. Actualmente, es posible encontrar soluciones en vivienda social e innovación en vivienda unifamiliar de casas prefabricadas con paneles de madera, hormigón y containers que se pueden adecuar a las necesidades de diseño.


Ventajas

La construcción modular tiene muchas ventajas. Por ejemplo, su construcción y ensamblado se realiza en el interior de una fábrica, en lugar de al aire libre, por lo que el factor climático no es una causal de atrasos, problemas para la construcción o para los materiales.

Además, el factor de pérdidas de materiales por ajustes (despuntes de material, material sobrante) es mucho menor, por lo que su valor final se reduce en una gran proporción respecto a una construcción tradicional. Asimismo, se considera como una solución ecológica, dado que no aporta una gran cantidad de excedentes.

Por otra parte, se eliminan sectores de acopio y, por ende, parte de la logística de bodega, compra de materiales, personal de bodegas, inventarios, mano de obra acopiando y ordenando, ensayo de materiales, etc. También se reducen los equipos en obra, lo que directamente lleva a menos robos de herramientas y a un menor uso de estas.

Otra ventaja es que uno puede elegir la arquitectura interior, tanto el diseño, colores, modulación interior. Se han realizado algunas casas de tipo modular con bastante éxito.

Adicionalmente, el precio de costo directo es una ventaja inigualable, ya que consideramos dos factores:

El valor de la mano de obra: ser una construcción en la que se necesita menos tiempo para ser construida e incluso en terreno solo se llegan a montar los elementos prefabricados, se utiliza mayormente maquinaria, lo que evita una gran cantidad de personas en terreno. Al ser una construcción repetitiva, normalmente el personal llega a un gran dominio del tipo de faena con errores casi nulos. Esto es una ventaja increíble para los controles de calidad que de igual manera se pueden trazar de una manera exacta.

El tiempo empleado: Como comúnmente se define en la construcción, “el tiempo es dinero”, las construcciones de tipo modular llevan a la perfección esta consigna, considerando solo su montaje en el caso de las faenas en terreno, lo que reduce el largo proceso de las faenas de construcción in-situ. Como disminuye una gran cantidad de personal, también se reduce la post-venta, accidentes, errores del personal de obra. Si se toma en cuenta estos dos puntos, una construcción modular puede tener en los factores tiempo-mano de obra una reducción en los costos de hasta un 35% comparado con los costos de una construcción tradicional.


Aplicaciones

En Chile las primeras aplicaciones y que tienen un 90% del mercado en las construcciones modulares están en la minería. Entre las más usuales destacan los campamentos, en los que se pueden ver verdaderas ciudades construidas solo con elementos modulares, desde dormitorios, oficinas, salas de reuniones, bodegas, hasta casinos.

El resto del mercado modular está en la construcción e industria. La construcción actualmente utiliza en su mayoría las instalaciones de faena prefabricadas, lo que conlleva un ahorro en tiempo y costo. También hay en el mercado casas de madera prefabricadas, viviendas sociales de emergencia y definitivas (algunas de estas se utilizaron en Dichato para el terremoto de 2010).

Dentro de las últimas tendencias en la construcción se han estado utilizando prefabricados en edificios y casas, tales como baños completos que incluso traen las terminaciones listas; casas modulares en base a containers marítimos; oficinas completas en containers marítimos.


Materiales

El hormigón hace bastante tiempo se está utilizando como material para realizar prefabricados modulares. Estos elementos generalmente se construyen en un taller, lo que llega a tener un mejor control de calidad, mejores terminaciones y un curado casi perfecto (incluso algunos en autoclave); lo que lleva a tener un producto con alto estándar de calidad. Este se monta en obra en seco a través de anclajes, lo que facilita incluso que sea desmontado en algún momento. Se utiliza normalmente como muros y losas.

Por otro lado, destaca el acero, que dentro de sus aplicaciones es un poco más versátil que el hormigón, ya que es utilizado para la confección de galpones modulares (completamente realizados en fábrica) y tabiques modulares que solo se instalan en terreno. Una de las soluciones más utilizadas el último tiempo son los módulos de containers de acero, los que son revestidos en el interior y exterior por otro tipo de materiales para dar confort, como es el caso de revestimientos de zinc-alum, yeso cartón, cielos duro o americano. Incluso estos containers se pueden solicitar con sistema de clima incorporado.


¿Qué hace falta para masificar este sistema?

En la realidad chilena, adecuar los procesos constructivos actuales a los prefabricados. Actualmente como se lleva a cabo la construcción en nuestro país, aún se utiliza una gran cantidad de faenas con procesos constructivos complicados y que están instaurados en el rubro. Masificar la construcción modular significaría cambiar completamente la mentalidad y los procesos para un nuevo tipo obras. Esto implicaría una gran cantidad de trabajo para las empresas, ya que los controles de calidad son otros y los procesos constructivos también son distintos. Esto llevaría a que todas las áreas de la empresa se involucraran, desde el diseño arquitectónico, el cálculo estructural, la logística, la construcción, la calidad.

Además, en este tipo de construcciones no hay una normativa específica ya que los usuarios en su mayoría son industrias que tienen el respaldo técnico, económico y jurídico de hacer cumplir las especificaciones del producto de acuerdo a sus necesidades.


Fuente: Patricio Martinez Silva, Constructor Civil de la Universidad de Santiago de Chile, especialista en evaluación de proyectos (Diplomado Universidad de Chile). Docente en Duoc UC Puente Alto de las carreras de Construcción. Consultor en evaluación de proyectos y costos.
Junio 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.