Jueves 23 de Enero de 2020       •      Dólar= $771,88      •      UF=$28.330,95       •      UTM=$49.673

INFRAESTRUCTURA VIAL EN CHILE
Grandes tareas por cumplir

Sin desconocer los avances logrados en el país en materia de infraestructura vial, aún existen numerosos desafíos pendientes en nuestra vialidad urbana e interurbana.

Vialidad urbana

La poca o nula planificación de las ciudades de Chile, las cuales han tenido un crecimiento sostenido y desordenado en cuanto a viviendas habitacionales (casas o edificios) y parque automotor, se ha transformado en el principal problema de nuestra actual vialidad urbana.

Este crecimiento desordenado de las ciudades carece de un aumento en la capacidad del espacio vial en sus diferentes dimensiones: aceras peatonales o lugares exclusivos para la circulación de peatones; vías exclusivas para el transporte público por superficie (en el caso de Santiago, a ocho años de inicio del Transantiago, los corredores están en plena etapa de proyecto y construcción); vías exclusivas para las bicicletas (se insta a utilizar este modo de transporte terrestre, pero no existe la infraestructura adecuada para un desplazamiento seguro); y áreas verdes (en Santiago existen 4,5 metros cuadrados por habitante, en circunstancias de que la OMS recomienda 9). El mayor desarrollo de infraestructura vial de la ciudad de Santiago han sido las vías concesionadas, en las cuales hay que pagar para poder circular por ellas.


Vialidad interurbana

Según registros del Departamento de Gestión Vial de la Dirección Nacional de Vialidad, al año 2012 existiría un 23% de los caminos públicos pavimentados (en países desarrollados esta cifra es cercana al 100%), por lo cual es evidente que se debe invertir más en proyectos de mejoramiento y su construcción. En España hay una razón aproximada de 170 vehículos por kilómetro de vía pavimentada, mientras que en Chile esta cifra es de aproximadamente 230 vehículos por km de vía pavimentada. Las cifras hablan por sí solas.

Cabe señalar que de los 20.000 km de vías pavimentadas, existe un 90% de pavimentos de asfalto y el 10% restante es de pavimentos de hormigón.


Pavimentos y tecnologías

En general, la tecnología del asfalto y del hormigón tiene avances relevantes en la industria, aunque estos no siempre se materializan en los proyectos, debido a que las nuevas tecnologías, por lo general, inicialmente son más caras que lo existente. Por otro lado, los pavimentos tienen la particularidad que para poder observar su comportamiento hay que construir tramos de prueba y esperar años para ver su respuesta a las cargas de tráfico, recordando que el deterioro de los pavimentos se produce por el efecto repetitivo de aquellas. Hoy en día se están reestudiando los métodos de diseño de pavimentos, pasando de los netamente empíricos, utilizados hasta hace poco años atrás, a los sistemas mecanicistas, donde se incorporan variables que explican el deterioro de los pavimentos en el tiempo como el peso real del tráfico que utiliza el pavimento (mediante espectros reales de carga) y las variables climáticas como temperatura, precipitaciones, humedad, etc. Creo que esta última es la mayor innovación en el diseño estructural de pavimentos.


Más planificación

Los elementos viales están claramente establecidos en la normativa vigente (Manual de Carreteras, Manual de Vialidad Urbana), la cual está en constante actualización.

Lo que se echa de menos es una mayor planificación, sobre todo en el caso de las ciudades, donde recién estamos construyendo la infraestructura adecuada para el transporte público (corredores exclusivos) o ciclovías (aún no existe una red que permita un desplazamiento seguro y continuo por parte de los ciclistas).

En el caso de los proyectos de caminos interurbanos, están muy claros desde el punto de vista normativo los alcances de cada una de las especialidades y, en general, se hacen buenos proyectos. Lo que hace falta es capacitar a los profesionales de la ingeniería en áreas sensibles de los proyectos viales como lo es la seguridad vial, por ejemplo, (en Chile mueren seis personas diariamente en un accidente de tráfico), teniendo en cuenta que son muy pocos los profesionales de los sectores público y privado que han recibido una instrucción formal en esta materia.

Si bien existe un grado de experticia en seguridad vial y un gran esfuerzo de los profesionales del sector público por llevar a cabo proyectos cada vez más seguros, la mayor parte se ha formado en los mismos proyectos o influenciados por los profesionales extranjeros pertenecientes a las empresas que han venido a Chile a construir infraestructura vial, la cual no es la mejor escuela, debido a que tiene un sesgo importante respecto de la instrucción formal, como la que se podría recibir en alguna institución de educación superior.


Fuente: Alejandro Torres, Ingeniero Civil, académico de la Universidad Central. Doctor en Ingeniería de la Universidad Politécnica de Madrid.
Mayo 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.