Jueves 18 de Julio de 2019       •      Dólar= $681,31      •      UF=$27.953,42       •      UTM=$49.033
isener.jpg (5606 bytes)
COLUMNA
Chile tiene la
clave para disminuir
dependencia energética
Por Eduardo Rodríguez,
Gerente General de ISENER.

La generación de energía es uno de los temas de mayor contingencia en el país, razón por la cual se buscan de manera incansable métodos no convencionales para reducir la contaminación. Nuestro clima y recursos naturales son la llave del éxito que no ha llegado a las manos de los tomadores de decisiones en esta materia; un ejemplo, aprovechar nuestro borde costero.

Chile es un país de estacionalidad muy marcada, en que el período estival se destaca por la alta irradiación solar que presenta, la cual coincide con que la tasa de ocupación del borde costero, principalmente desde la zona central hacia el norte, se dispara al alza. Es decir, llega de la mano un mayor consumo de agua caliente sanitaria, coincidiendo la demanda con una mayor disponibilidad de sol.

En palabras simples, esto significa que justo cuando hay mayor irradiación solar, es cuando más se requiere agua caliente, siendo una combinación ideal para recuperar rápidamente la inversión en un Sistema de Energía Solar alta eficiencia.

En consecuencia, las instalaciones comerciales tienen un beneficio directo al coincidir la curva de radiación solar con la curva de demanda. Esto permite el desarrollo de proyectos con un retorno rápido.


Principales puntos energéticos

Los principales puntos energéticos se concentran en el norte de Chile, que tiene la mayor irradiación solar del mundo. Por ende, el borde costero de esa zona presenta condiciones inmejorables a nivel mundial para una muy rápida recuperación de la inversión en un Sistema de Energía Solar. En general, a nivel país se presentan buenas condiciones hasta el área de Puerto Montt en el sur, siendo las mejores las que se encuentran en la zona norte.

Pero no sólo el verano es una temporada de alta concentración. Durante el año existen fechas claves de traslados masivos, además de cada fin de semana, donde el litoral es una opción de descanso. Los llamados a aprovechar la irradiación solar de todo el año son aquellos negocios que por su naturaleza demandan mayor cantidad de agua caliente, por ejemplo hoteles, restaurantes, clubes deportivos, etc. Falta una mayor conciencia del gran beneficio que obtendrían con este tipo de soluciones, tema en el que, además de los proveedores del área, debería tomar parte el Gobierno.

El Gobierno podría participar haciéndose parte del proceso. Debemos recordar que el turismo es una importante fuente de ingresos para el país, pero por razones de alta estacionalidad, los costos anuales de mantención deben prorratearse en dos o tres meses, lo que hace que nuestro turismo sea relativamente caro. La energía solar contribuiría a una mayor competitividad de la oferta turística chilena frente a otros destinos.

El llamado es a las autoridades, en el sentido de colocar los incentivos en forma correcta para aprovechar las posibilidades energéticas que nuestra configuración morfológica y ubicación en el continente nos posibilitan. Por ejemplo, puntos de alta temperatura en todas las regiones que permitirían el desarrollo de energía geotérmica, áreas con viento estable a velocidades que permiten el desarrollo de parques eólicos, cielos claros en el norte y centro del país que incorporan el área con la mayor irradiación solar del planeta, una costa con más 4.400 kilómetros donde puede aprovecharse la energía de las olas. Efectivamente, lo que no se posee es combustibles convencionales, pero disponemos de un gran potencial en energías renovables no convencionales.

El camino es la cohesión de los sectores, actuar como industria, ya que las iniciativas individuales de las empresas toman tiempo, y cuando no existe un marco regulatorio que favorezca estas iniciativas, el proceso se hace más lento.

Con un modelo eficiente ganamos todos: le conviene a los clientes, ya que pagan menos por la energía (hasta un 85% de ahorro); a los turistas, porque accederían a menores tarifas; al medioambiente, por menor contaminación; y al país, por menor dependencia energética.

Mayo 2011
.......
Comentarios acerca de este artículo
Luis González Fopraga (20/10/2016)
No comparto el criterio del panelista. Aunque se desarrolle toda la capacidad energética solar del país, Chile seguirá siendo dependiente de energías porque la demanda industrial, minera, urbana, etcétera en constante crecimiento supera con creces la oferta potencial de energía en Chile.
La única opción, aunque les pese a los ecologistas, es la energía nuclear.
Para tapar la boca a los argumentos ecologistas, la radiación nuclear potencia la vida vegetal...sólo afecta a ciertas formas de vida animal, entre ellas la humana. Además, ha mejorado bastante la seguridad y tecnología para hacerla rentable en Chile.
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
MERCADO DE IMPERMEABILIZACIÓN Y TUNELERÍA: Alta competitividad, bajos precios, innovación para crecer
CALEFACCIÓN EFICIENTE: Cambio de paradigma
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.