Inicio
Facebook
Twitter
Martes 17 de Octubre de 2017         •         Dólar= $619,33         •         UF=$26.658,99         •         UTM=$46.600

Cristián Preece y Paula Undurraga
“Hay que vivir los espacios”

Algunas reuniones, revisar proyectos, planos, visitar obras, comprar en tiendas, montar pilotos, y de vuelta a la oficina; reuniones, más planos, ideas, la creatividad a mil y empezar todo otra vez. Así es un día en la vida de Cristián Preece y Paula Undurraga.

La dupla de Cristián Preece, diseñador, y Paula Undurraga, decoradora, trabaja hace tres años a cargo del diseño de interiores de todos los proyectos de Empresas Socovesa.

Lo suyo es el trabajo colaborativo, original y 100% abierto a nuevas ideas y experiencias. Hay mucha pasión y design thinking en cada uno de sus proyectos.


Un trabajo creativo

Resulta evidente que la estrategia para desarrollar los espacios de este equipo se basa en entender el diseño como un proceso creativo y no solo como la búsqueda de la belleza. “Nosotros no trabajamos para hacer casas y pilotos bonitos, sino para crear espacios que representen a la gente”, señala Preece.

Los pilotos tienen que tener la identidad de la persona que va a vivir allí.

Cada uno de los espacios desarrollados por Empresas Socovesa cuenta con un completo y detallado brief que inspira el trabajo de la dupla de profesionales. “Decorar departamentos y casas pilotos es un tremendo desafío. No se trata solo de disponer muebles en el espacio de manera armoniosa; cada proyecto tiene detrás una historia de vida completa", comenta Paula Undurraga.

Esta mirada genera ambientes reales y creíbles que van mucho más allá de lo estético y que se hacen cargo de completar la historia de la persona que habitará en ellos a través de todos los sentidos. En esta misma línea, la dupla insiste en que todo ambiente que conforma una casa debiese ser único e irrepetible. “Una de las cosas que me gusta de nuestro trabajo es que hacemos aparecer lugares que antes no existían”, señala Preece. Undurraga agrega que se vinculan emocionalmente con cada espacio desarrollado, donde cada uno es distinto e importante.


Espacios con identidad
La dupla insiste en que todo ambiente que conforma una casa debiese ser único e irrepetible.

La palabra piloto siempre ha estado asociada a espacios estandarizados que en teoría sirven para cualquier usuario, pero esa no es la visión que inspira el trabajo de los proyectos de Empresas Socovesa. “Los pilotos tienen que tener la identidad de la persona que va a vivir allí, la casa debe ser un reflejo de su personalidad, no una copia de las casas que aparecen en las revistas”, enfatiza Preece. En su afán por ofrecer una mirada distinta a los espacios han incorporado el cobre como elemento decorativo, los colores oscuros, el papel y los muebles de diseño, de fabricación y producción propias, entregándoles personalidad a espacios que cotidianamente eran entendidos como estándar.

A juicio de ambos profesionales, un piloto estándar es un error fatal que afecta el proceso de venta. De allí que ambos centren sus esfuerzos en hacer espacios con identidad que invitan a habitar.

Paula Undurraga identifica como lo más importante al momento de decorar y pensar un espacio el hecho de que estos están siendo desarrollados para ser habitados por una persona real. “Hay que vivir los espacios, apropiarse de ellos; la casa museo donde nada se puede tocar ya no existe", afirma.

Para estos profesionales, la decoración es calidad de vida.

A juicio de Preece hace mucho que la decoración dejó de entenderse como una disciplina frívola. “La decoración es calidad de vida y eso se está entendiendo como máxima de trabajo", puntualiza.


Los mejores de CasaCor 2014
En “Habitar el clóset” el concepto de lujo se instaló en 70 m².

Era la primera vez que una inmobiliaria (Almagro, una de las inmobiliarias de Empresas Socovesa) y la dupla participaba en CasaCor y se llevaron el gran premio con su propuesta “Habitar el clóset”, by Almagro. La pareja se la jugó por un concepto nunca antes exhibido en la muestra, un clóset donde el concepto de lujo se instaló en cada uno de sus 70 m².

La planta cuadrada se dividió en tres áreas. Un clóset propiamente tal, donde la fabulosa dueña almacenaba y exhibía su guardarropa. Luego, un espacio de relajo tipo spa, con una tina, y un sector de estar. Toda la atmósfera se completaba con un fuerte énfasis en una iluminación muy teatral.

Este clóset fue consecuencia de un profundo proceso de reflexión, donde participaron diseñadores, sociólogos, ingenieros comerciales, expertos en marketing y comunicadores de Almagro. Y bastó con que el jurado pusiera un pie en el espacio para que dilucidara el mundo íntimo del personaje que habitaba el lugar. “Miss Phillips, una mujer exitosa y plena, tanto en su trabajo como en su vida personal, amante del lujo,la ropa y del buen vivir”, en palabras de Cristián Preece. Así, crearon la fantasía de cualquier mujer, un clóset que deslumbró a todos los visitantes y que se llevó los tres premios más importantes de la muestra: Mejor Espacio CasaCor, Mejor Espacio Masisa y Mejor Iluminación.

Diciembre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.