Miércoles 17 de Julio de 2019       •      Dólar= $679,05      •      UF=$27.953,42       •      UTM=$49.033

CIELOS FALSOS Y CORNISAS
Funcionalidad y diseño

Los cielos falsos permiten esconder las instalaciones, ductos y tuberías, aportando, además, a la estética de los ambientes, mayoritariamente no habitacionales, y pudiendo mejorar sus condiciones térmicas y acústicas, entre otras prestaciones. Las cornisas, en tanto, aportan a la decoración de interiores y fachadas exteriores.

En la actualidad, la aplicación de cielos falsos se concentra, principalmente, en proyectos de oficinas y otros no habitacionales, tales como tiendas, centros comerciales, supermercados, instituciones de educación y de salud, entre otros.


Cielos falsos versátiles

“Los cielos falsos, constituyen un sistema de revestimiento superior de un recinto, generalmente horizontal, pudiendo ser inclinado o curvo, que cuenta con una estructura de soporte propia y se posiciona bajo una estructura resistente, compuesto por placas y entramado de perfiles metálicos o madera, especialmente diseñados para cumplir con uno o más de los siguientes requerimientos: estético, acondicionamiento acústico y/o térmico, resistencia al fuego e higiene, entre otros”. Así define a estos productos el Documento Técnico Nº 31 de la Corporación de Desarrollo Tecnológico de la Cámara Chilena de la Construcción, titulado Cielos Falsos: Rasos y Modulares Recomendaciones Técnicas.

Hernán Bugueño, docente de la Escuela de Arquitectura y Director Master en Medio Ambiente y Arquitectura Bioclimática de la Universidad Central, explica que “los cielos falsos o techos americanos, como también son conocidos, se aplican principalmente en edificios que por las exigencias de la distribución y mantención de sus instalaciones ubicadas en el cielo, tales como aire acondicionado, luminarias, detectores y rociadores de incendios, etc, requieren cielos flexibles y desmontables, en los que fácilmente, se puedan registrar ya sea para modificar o mantener las instalaciones”.


Diseños

En la actualidad existe en el mercado una completa gama de cielos falsos, disponibles en distintos materiales, formatos, espesores, diseños y estructuras de anclaje, según las necesidades de cada obra y las características del lugar donde serán instalados.

Como plantea el académico Hernán Bugueño, quien además es socio de la oficina AxH Arquitectos, existen cielos falsos que van desde los tradicionales formatos cuadrados con guías metálicas de sujeción por el perímetro, normalmente en algún material de placas de yeso o fibra mineral, hasta placas metálicas perforadas en aluminio o placas de madera, acero corten, etc, en diversos formatos, según sea la aplicación que se requiera. Es así entonces como hoy los arquitectos especificadores de productos e interioristas, pueden optar entre diversas alternativas de diseños para cielos, lo cual es muy relevante considerando que el aspecto estético es un factor importante en la toma de decisiones de estos profesionales.

En la actualidad los cielos falsos se fabrican en su mayoría en materiales tales como placa de yeso-cartón, que destaca por su bajo peso y simple instalación; fibra mineral, que potencia la aislación o acústica, permite un fácil armado y favorece la limpieza; de madera, que entrega calidez a los espacios y se puede encontrar con diferentes tipos de vetas; de PVC y metálicos, solo por mencionar algunos. Además, Los cielos falsos pueden ser blancos o presentar otros colores; su cara visible puede ser lisa o texturada; y sus bordes y perfiles pueden ser variados.


Prestaciones

Además de contribuir a la decoración interior de un espacio, los cielos falsos, dependiendo del modelo en cuestión, pueden contar con otras propiedades que también son relevantes, entre las que destacan: resistencia y/o comportamiento al fuego, resistencia a la humedad, acondicionamiento térmico, aislamiento acústico, higiene, reflexión de la luz y registrabilidad.

Cabe agregar que la adecuada instalación de los cielos falsos es un tema clave, lo que quedó en evidencia tras el terremoto de febrero de 2010, donde varios de ellos se desprendieron. Un correcto montaje potencia el prestigio del producto y la seguridad de las personas. Complementando lo anterior, Hernán Bugueño sostiene que sin duda “son importantes ventajas el permitir una fácil registro de las instalaciones del cielo, dar flexibilidad a futuras modificaciones de los espacios, y con ello de sus instalaciones (mover por ejemplo una luminaria de un lugar), y lograr un control más expedito de mantención y reparación de aquellas. “Además, al ser un sistema modular, es de fácil ejecución en obra y de excelentes terminaciones y variadas propiedades, tales como acústicas, ignífugas, térmicas y antisísmicas”.

Cornisas para decorar

Las cornisas generalmente se utilizan como terminación de las fachadas de una construcción, donde además cumplen la función de evitar que el agua de lluvia incida directamente sobre el muro o se deslice por este; y también en la decoración interior de recintos. Los materiales utilizados en su fabricación dependen de si su aplicación es en exterior, donde priman materiales resistentes a la intemperie, o en interior, donde las hay de poliuretano, yeso-cartón y madera, entre otros. Los estilos y diseños pueden ser tan variados como la imaginación y las necesidades del proyecto lo permitan.
Septiembre 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
Giselle Peñuela Pastelería Bienmesabe (15/01/2019)
Me interesa cotizar cielo falso
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
MERCADO DE IMPERMEABILIZACIÓN Y TUNELERÍA: Alta competitividad, bajos precios, innovación para crecer
CALEFACCIÓN EFICIENTE: Cambio de paradigma
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.