Martes 23 de Julio de 2019       •      Dólar= $690,58      •      UF=$27.953,42       •      UTM=$49.033

BBOSCH
Más vida a su acero, galvanice

Bbosch es una empresa de capitales chilenos con presencia en Chile y en Brasil, que cuenta con tres unidades de negocio dirigidas a proyectos de ingeniería, obras civiles, fabricación de estructuras de acero y Galvanizado en Caliente.

El acero es fundamental para el desarrollo económico mundial, sus posibilidades de aplicación son diversas, destacándose por ser un material muy usado en construcciones de todo tipo, debido a que es reciclable, flexible y económico. Además, es sinónimo de resistencia y durabilidad en el tiempo. Sin embargo, hay que darle el tratamiento adecuado para que cumpla su papel de manera óptima. La corrosión es el gran desafío relacionado con el acero, consumiendo tiempo, recursos y el mismo acero, con interminables mantenciones. Allí entra el rol de la galvanización, ampliando la vida útil del acero ampliamente, disminuyendo drásticamente los costos de mantenimiento, llegando en muchos casos hasta los 30 años sin costos por mantención estructural en ambientes marinos e industriales altamente corrosivos.


¿En qué consiste el Galvanizado en Caliente?

El galvanizado por inmersión en caliente es un recubrimiento sobre el acero unido metalúrgicamente, aplicado mediante la inmersión de las piezas o estructuras en un baño de zinc fundido a 450°C. Esta interacción forma una capa especial, impidiendo el contacto del acero con el medio ambiente, por lo cual no sufre corrosión. Esta protección es efectiva aún si la superficie haya sido dañada o golpeada, porque el zinc actúa como metal de sacrificio, en otras palabras, la capa de zinc es la que se somete al ambiente, aislando totalmente al acero.


¿Cuáles son sus ventajas frente a otras alternativas de protección contra la corrosión?

Los recubrimientos galvanizados no solamente proporcionan una excelente protección contra la corrosión, sino que normalmente ganan en resistencia y robustez, aportando así mayor resistencia a la abrasión, rozaduras y rayaduras que se producen en el acero durante el transporte y montaje de los materiales.

Otro problema adicional puede presentarse en los bordes de los materiales que hayan sido sometidos a operaciones de corte, ya que estas zonas están sometidas, por una parte, a mayores demandas mecánicas y, por otra, debido a la irregularidad de sus perfiles, son más susceptibles a la corrosión. Los recubrimientos de zinc son especialmente útiles para evitar que se presente este tipo de problema, al entregar protección adicional de sacrificio. Para los dos anteriores casos, Bbosch cuenta con profesionales que pueden asesorarlo en todo el ciclo de su proyecto y también en proyectos ya instalados.

Otra ventaja fundamental de utilizar recubrimientos de zinc como protección contra la corrosión, es que se puede predecir su vida útil, dependiendo del ambiente corrosivo al que se expone. Para esto se aplican las recomendaciones encontradas en ISO 14713 y la recién publicada NCh3348/1.


Además del Galvanizado, ¿cuál es el portafolio de servicios que presta Bbosch Recubrimientos?

Galvanización en Caliente: Somos el grupo galvanizador más grande de Latinoamérica, con siete plantas en Chile y Brasil, y una capacidad instalada de 135.000 toneladas al año.

Galvaplex: Producto Bbosch para ambientes altamente corrosivos (galvanizado+pintura).

Metalización de Estructuras: Proyección de zinc.

Galvanización de Barras para Hormigón.

Consultoría en Corrosión.


¿Cómo impacta en la inversión de un proyecto un sistema de protección contra la corrosión como el Galvanizado en Caliente?

Actualmente los costos del galvanizado son altamente competitivos comparados con sistemas de protección tradicionales con pinturas, llegando a ser incluso de menor costo en estructuras livianas y medianas. Al comparar con sistemas de pinturas de bajo costo, que tendrían una durabilidad reducida, la brecha económica puede acercarse, considerando el ciclo de vida de la estructura, donde el costo de realizar operaciones de mantenimiento, supera la inversión inicial en un recubrimiento que entregue mayor durabilidad y baja mantención. Grafiquémoslo con un ejemplo en un proyecto ubicado en un ambiente industrial altamente corrosivo: si galvanizamos un 50% y el otro 50% no, y luego de 10 años evaluamos de manera contable, considerando la inversión inicial y su mantenimiento, podemos ver que el 50% que no se galvanizó demandó costos superiores, incrementando notablemente los costos asociados al mismo. Lo anterior, sin contar las posibles paradas de faena o accidentes probables originados por estructuras en mal estado (ver gráfico).


¿Cuál es el efecto del galvanizado en las armaduras de refuerzo para hormigón armado?

Uno de los métodos más económicos y efectivos para minimizar el riesgo de corrosión de las armaduras de acero (además de procurar que el recubrimiento del hormigón tenga el espesor adecuado y sea denso e impermeable), es proteger las barras de acero mediante la galvanización por inmersión en caliente. Las estructuras de hormigón armado están intrínsecamente relacionadas con el concepto de durabilidad, es decir, con la capacidad que tienen de resistir el agrietamiento, la degradación química, el uso u otro daño externo en un determinado período de tiempo y bajo ciertas condiciones ambientales. No en vano el hormigón armado es uno de los materiales de construcción por excelencia, en donde se juntan y potencian con las características del acero, logrando una unión capaz de resistir grandes esfuerzos de uso.

Pero ante condiciones ambientales agresivas, como ocurre cerca del mar o en áreas industriales, se hace necesario tomar medidas de protección adecuadas para que la durabilidad de la estructura no se vea comprometida, evitando así, por ejemplo, que el óxido de fierro se expanda, y por ende, genere tensión, la cual puede fracturar el hormigón y finalmente ropa la estructura.

Es por esto, y por la naturaleza porosa e inestable del hormigón, que el recubrimiento de las barras de acero cobra una enorme importancia en el diseño y puesta en servicio de estructuras de hormigón armado duraderas y capaces de trabajar bajo condiciones ambientales extremas. Las barras galvanizadas por inmersión en caliente, tienen la capacidad de brindar una protección adicional a la que en condiciones normales entrega el hormigón al acero de refuerzo, logrando una mayor vida útil y disminuyendo considerablemente las intervenciones a la estructura, evitando así mermas productivas y económicas.

Christian Sánchez, Ingeniero Master Civil en Metalurgia y Magister en Materiales.
Septiembre 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
MERCADO DE IMPERMEABILIZACIÓN Y TUNELERÍA: Alta competitividad, bajos precios, innovación para crecer
CALEFACCIÓN EFICIENTE: Cambio de paradigma
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.