Martes 4 de Agosto de 2020       •      Dólar= $772,95      •      UF=$28.663,74       •      UTM=$50.322

ENFIERRADURA INDUSTRIALIZADA EN OBRA GRUESA
Altos beneficios constructivos

Mayor productividad, cumplimiento de la normativa vigente, aseguramiento de la calidad y aumento de la seguridad en obra, son algunas de las ventajas de este sistema.

Pilotes del Metro. Gentileza Armacero.

En la última década, el uso de enfierradura industrializada en la construcción nacional ha experimentado un crecimiento sostenido, cifrándose en un 35% en 2013 y programándose que para 2020 llegue a representar el 50%. Esta evolución progresiva, según determina Luis González, Gerente General del Instituto Tecnológico de la Enfierradura para la Construcción, ITEC, demuestra que las empresas se han ido dando cuenta cada vez más de las ventajas constructivas que entrega este tipo de soluciones, cuyo uso permite asegurar la calidad y aumentar la productividad en el desarrollo de la obra.

Algunos ejemplos de edificaciones que han utilizado enfierradura industrializada son el Metro de Santiago, la Clínica Las Condes y el Edificio Moneda Bicentenario en la capital; como también el Parque Eólico Chiloé y la Torre del Mall del Centro, edificio actual más alto de Concepción, entre muchos otros.


Ventajas de las enfierraduras industrializadas

Las enfierraduras son el conjunto de piezas fabricadas con barras de acero para refuerzo de hormigón de dimensiones y forma según los planos de estructura de una obra de construcción, cuya instalación constituye un pilar clave en el desarrollo del proyecto construido, otorgando un adecuado refuerzo estructural a la edificación.

Se clasifica como enfierradura industrializada a aquella elaborada en una planta, donde es dimensionada y doblada de acuerdo a las especificaciones de los planos estructurales de la obra, cuyo uso en la obra gruesa de la edificación ofrece significativos beneficios en comparación a la convencional, otorgando al proyecto alta eficiencia en el ámbito constructivo, logístico y de mano de obra, generando un importante ahorro en tiempo y recursos.
“El contar con un sistema de cubicación estandarizado, elaborándose la enfierradura exacta que se requiere, permite una programación y despacho de esta de acuerdo a la necesidad específica de cada proyecto, posibilitando a la vez la reducción de espacio físico en la obra, al no requerirse taller de fabricación ni espacio para almacenaje” destaca González.

Junto con ello, su mayor rapidez de montaje e instalación, permite optimizar los tiempos de construcción de la obra gruesa, facilitando una mayor agilidad y avance en la edificación. González explica que se genera un aumento de productividad en la instalación, ya que la constructora recibe las piezas justas para armar los elementos estructurales, presentándose también una importante reducción de los factores de incertidumbre, en la medida en que la enfierradura se fabrica en una planta industrializada donde no afectan los factores climáticos, y hay stock de barras de todos los diámetros requeridos, etc. Así, esta solución es más eficiente y logra menores pérdidas metálicas por el despunte producido al fabricar las piezas requeridas para cada elemento.

Estos beneficios constructivos posibilitan una economía en la mano de obra participante en el proyecto, generándose una especialización del recurso humano, pues las empresas industrializadas cuentan con cubicadores, operadores de maquinarias especializados y de mayor productividad que los que pueden alcanzar en la obra. Asimismo, se presenta la existencia de menor riesgo de accidentes laborales, tanto por la necesidad de menor personal como por no tener la peligrosa actividad de corte y doblado de barras en la misma obra.

Junio 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.