Viernes 20 de Septiembre de 2019       •      Dólar= $713,30      •      UF=$28.029,86       •      UTM=$49.033

MOLDAJES
Velando por un trabajo seguro

Existiendo una completa gama de moldajes en el país, es importante conocer cuáles son los más frecuentemente utilizados y qué medidas deben tenerse en cuenta para desarrollar un trabajo eficiente y seguro.

Para el caso de edificaciones en altura, los moldajes que más se utilizan en elementos verticales de hormigón armado son los de estructura metálica con placa de terciado con recubrimiento fenólico o completamente metálico, cuyo traslado en la obra, instalación y descimbre se realiza normalmente con apoyo de grúa.

En el caso de losas, se usan los envigados de aluminio o madera, sobre la cual se instalan placas de terciado con recubrimiento fenólico. Las vigas pueden estar apoyadas en alzaprimas o mesas.

Cuando se trata de viviendas en extensión, se utilizan moldajes similares aunque más livianos y, en general, más fáciles de transportar. Aunque su participación en el mercado es todavía incipiente, también se han incorporado los moldajes de poliestireno expandido de alta densidad, el cual queda incorporado en la obra y colabora con la aislación térmica del muro.


Medidas de seguridad que deben adoptar las constructoras

Las principales causas de accidentes al trabajar con moldajes son caídas, golpes por caída de objetos, sobreesfuerzos, contactos eléctricos y golpes o aplastamiento por cargas suspendidas, así como exposición a vapores orgánicos, contacto con compuestos orgánicos y quemaduras. Estos tres últimos relacionados con la aplicación de desmoldante.

En este contexto, para un uso seguro de los moldajes se deben tomar medidas específicas en las diferentes etapas del trabajo:

Etapa previa al montaje: Se debe contar con un proyecto de montaje y descimbre, capacitar al personal, disponer de todos los elementos en obra y establecer criterios de rechazo del moldaje o partes de este ante fallas o defectos en sus componentes.

Etapa de montaje: Se debe encargar el trabajo a personal capacitado, el que debe contar con los elementos de seguridad requeridos y conocer las posturas correctas para efectuar su labor. Junto con ello, se deben tener en consideración las condiciones climáticas. Una vez terminado, la verificación del montaje debe ser hecha por personal calificado, utilizando una pauta establecida antes de hormigonar.

Durante el trabajo sobre el moldaje: Se deben acopiar los materiales que se van a utilizar en forma ordenada y en las zonas asignadas, sin sobrecargas. Además, es importante mantener las herramientas en los cinturones portaherramientas o en cajas dispuestas y utilizar herramientas eléctricas que estén protegidas con toma tierra y conectadas a circuitos con protector diferencial, usando los elementos de seguridad requeridos, entre otras recomendaciones.

Etapa de descimbre: Se debe realizar de acuerdo al proyecto o pauta de descimbre. A su vez,es necesario encargar el trabajo a personal capacitado, el cual debe contar con los elementos de seguridad requeridos -tales como cinturón de seguridad tipo arnés conectado a una cuerda de vida-, conocer las posturas correctas para efectuar esta labor ,sacar cuidadosamente cada elemento del moldaje y trasladarlo a un lugar de acopio.

Limpieza y aplicación de desmoldante: Se debe efectuar en un lugar dispuesto para ello, con los moldajes en atriles y canalizar el agua utilizada en la limpieza a un punto definido por el jefe de obra. Asimismo, el desmoldante debe aplicarse en lugares ventilados, tomando precauciones especiales de protección cuando haya vientos fuertes. El personal, junto con estar capacitado en el uso de estos productos y tener nociones de primeros auxilios, debe utilizar ropa adecuada, usar correctamente máscaras de protección respiratoria, guantes y gafas, evitar tocarse la cara con restos de desmoldantes y lavarse las manos al término de la faena.


Impulsando buenas prácticas

El año 2007, el Comité de Especialidades de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) tomó la decisión de publicar una serie de manuales que permitieran proveer a los socios y al público en general de una herramienta técnica para entregar conocimientos al personal de obra, constructores, jefes de obra, capataces y maestros usuarios de estos equipos. Tales publicaciones fueron elaboradas por empresas socias del Comité con la colaboración de la Coordinación Técnica de la Gerencia de Estudios de la CChC.

En el caso específico del Manual de Moldajes se incluyeron, en forma especial, capítulos relacionados con los riesgos de accidentes y sus probables causas, además de recomendaciones de seguridad, los cuales fueron desarrollados en conjunto con la Mutual de Seguridad. Cabe destacar que este contenido fue desarrollado para que pudiera servir de base para las charlas diarias a los trabajadores sobre seguridad.

Fuente: Manuel Brunet, Coordinador Técnico Gerencia de Estudios CChC.

Mayo 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.