Jueves 11 de Agosto de 2022       •      Dólar= $889,49      •      UF=$       •      UTM=$58.248

CUBIERTAS:
Características, clasificación y normativa

La cubierta o techumbre es la encargada de sellar el área superior de las viviendas y edificios. Esta llamada quinta fachada es muy importante desde el punto de su comportamiento energético, ya que representa más del 30% de la superficie de una vivienda expuesta al exterior (bajo el supuesto de una casa promedio de un piso más común en Chile), y es por esta superficie por donde los hogares pierden o ganan (en el caso de invierno o verano) más calor.

Manuel Novoa. Hernán Bugueño.

El calor que se genera al interior de la vivienda tiende a subir, por un fenómeno físico de convección; el aire caliente es más liviano y sube. Es decir, si la techumbre o cubierta de una vivienda está mal aislada, perderá el calor que se genere en el interior, y el frío exterior ingresará, considerando que más del 50% de la radiación solar y del viento se proyecta sobre las cubiertas de las edificaciones.


Tipos de cubiertas y aislantes térmicos
 
Es fundamental sellar la cubierta o techumbre con materiales resistentes a la lluvia y el sol, que sean impermeables y duraderos. Existen muchas soluciones constructivas que incluyen materiales como el zinc, metales prepintados, membranas asfálticas, de arcilla y tejuelas, entre otros. Si son losas de hormigón a la vista deben ser selladas con materiales de alta resistencia e impermeables.

Por otra parte, hoy en día existen alternativas de cubiertas vegetales, que presentan un soporte estructural, una barrera contra el vapor y un aislamiento térmico con membrana impermeable, barrera contra raíces y sistema de drenajes para el crecimiento de la capa vegetal. Esta solución presenta aportes estéticos como técnicos, ayuda a la protección del medioambiente, purifica el aire, limpia el agua y ahorra energía.

En el caso de las cubiertas en casa, éstas principalmente corresponden a techumbres de cerchas de madera con entretechos y cubierta de planchas metálicas de zinc y, en segundo lugar, con tejuelas asfálticas y de arcillas.

Por el contrario, en los edificios las cubiertas son en su mayoría de losas de hormigón, debido a la estructura de este tipo de construcciones, sobre las cuales se aplican membranas asfálticas y sellos para impermeabilizar la cubierta.

Respecto de las soluciones de aislamiento más demandadas para instalar en las cubiertas, destacan, entre otras, la lana mineral, lana de roca y, últimamente, materiales reciclados, como la celulosa proyectada.

También son demandados como aislamiento térmico materiales porosos o fibrosos, como el polietileno expandido entre otros, capaces de inmovilizar el aire en el interior del producto.

Cuando se compra el material aislante térmico es fundamental saber el grado de resistencia térmica de los productos. Esto se puede consultar con los proveedores y así comparar antes de comprar.

Para soluciones constructivas de viviendas que tienen cerchas en su techumbre, ya sean metálicas o de madera, el aislante térmico además se debe complementar con una barrera de humedad y de vapor. En el caso de cubiertas o techumbres con losa de hormigón, se requiere a veces una cámara de aire.


Aspectos normativos

El Manual de Aplicación de Reglamentación Térmica, dice textualmente lo siguiente:

Complejos de techumbre, muros perimetrales y pisos ventilados:

Exigencias: Los complejos de techumbres, muros perimetrales y pisos inferiores ventilados, entendidos como elementos que constituyen la envolvente de la vivienda, deberán tener una transmitancia térmica “U” igual o menor, o una resistencia térmica total “Rt” igual o superior, a la señalada para la zona que le corresponda al proyecto de arquitectura, de acuerdo con los planos de zonificación térmica aprobados por resoluciones del Ministro de Vivienda y Urbanismo.

Techumbres: Para efectos del presente artículo se considerará complejo de techumbre al conjunto de elementos constructivos que lo conforman, tales como cielo, cubierta, aislación térmica, cadenetas y vigas.

Las exigencias de acondicionamiento térmico para la techumbre serán las siguientes:

a) En el caso de mansardas o paramentos inclinados, se considerará complejo de techumbre todo elemento cuyo cielo tenga una inclinación de 60o sexagesimales, o menos, medidos desde la horizontal.

b) Para minimizar la ocurrencia de puentes térmicos, los materiales aislantes térmicos o soluciones constructivas especificadas en el proyecto de arquitectura, sólo podrán estar interrumpidos por elementos estructurales de la techumbre, tales como cerchas, vigas y/o por tuberías, ductos o cañerías de las instalaciones domiciliarias.

c) Los materiales aislantes térmicos, las soluciones constructivas especificadas en el proyecto de arquitectura, deberán cubrir el máximo de la superficie de la parte superior de los muros en su encuentro con el complejo de techumbre, tales como cadenas, vigas o soleras, conformando un elemento continuo por todo el contorno de los muros perimetrales.

d) Para obtener una continuidad en el aislamiento térmico de la techumbre, todo muro o tabique que sea parte de ésta, tal como lucarna, antepecho, dintel, u otro elemento que interrumpa el acondicionamiento térmico de la techumbre y delimite un local habitable o no habitable, deberá cumplir con la misma exigencia que le corresponda al complejo de techumbre, de acuerdo a lo señalado en la Tabla 1 del presente artículo.

e) Para toda ventana que forme parte del complejo techumbre de una vivienda emplazada entre la zona 3 y 7, ambas inclusive, cuyo plano tenga una inclinación de 60o sexagesimales, o menos, medidos desde la horizontal, se deberá especificar una solución de doble vidriado hermético, cuya transmitancia térmica debe ser igual o menor a 3,6W/m2K”.

Según la normativa térmica del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y en general, en los procesos constructivos más comunes en Chile, el aislante térmico se puede colocar en la cara exterior de la cubierta, en el medio o dentro del paquete constructivo de la cubierta, y en la cara interior de la techumbre o cubierta. Lo importante es que sea continuo y sin puentes térmicos; es decir, sin elementos que conecten el interior con el exterior de la vivienda.


A considerar

La Calificación Energética de Viviendas en Chile (CEV) es un instrumento de uso voluntario, que evalúa la eficiencia energética de una vivienda nueva en su etapa de uso, considerando requerimientos de calefacción, iluminación y agua caliente sanitaria. La CEV considera como “nuevas” las viviendas que poseen permiso de edificación posterior al 4 de enero de 2007.

Las viviendas calificadas contarán con una etiqueta con colores y letras, que van desde la A a la G, siendo esta última la menos eficiente. La letra E representa el estándar actual de construcción, de acuerdo a lo establecido en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC), a partir de 2007, para aislación en muros, pisos ventilados y techo.

Fuentes: Este artículo fue elaborado en base a los aportes de Manuel Novoa Tonda, Arquitecto Phd. Energía y Medio Ambiente, Académico de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Central, Socio de Biourban Arquitectos; y Hernán Bugueño R., Académico Escuela de Arquitectura, Universidad Central, Presidente Comité de Energía y Sustentabilidad del Colegio de Arquitectos y Socio oficina AXH Arquitectos.

Abril 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.