Jueves 11 de Agosto de 2022       •      Dólar= $889,49      •      UF=$       •      UTM=$58.248

Mariola Arteche, interiorista
“En Chile falta jugársela un poco más por la decoración”

El gran desafío para esta destacada interiorista se concentra en interpretar las necesidades de sus clientes, desarrollando atmósferas cálidas que los identifiquen y les pertenezcan. Espacios acogedores, elegantes y de tendencia, que incorporen materiales nobles y arte, son algunas de las características que las definen.

¿Cómo llegaste a interesarte por esta labor?
Llevo cerca de diez años en el mundo de la decoración y el interiorismo. Soy periodista de formación, pero por asuntos familiares, siempre estuve ligada al rubro de la decoración, ya sea por situaciones asociadas a remates, viajes o tiendas. Viví algún tiempo en Nueva Zelandia y a mi regreso a Chile, decidí abrir un local de decoración en Santiago. Visité ferias y proveedores en Europa. Durante seis años trabajé en esa tienda y a partir de ahí, me di cuenta de la necesidad de expandirme en el mundo de la decoración y ampliar la oferta que tenía hasta ese momento, comenzando a ofrecer mis servicios de decoración e interiorismo.

¿Por qué hoy hay mayor demanda en el país por este tipo de servicios?
El desarrollo sustancial del rubro decorativo y del interiorismo que se vive actualmente en Chile se puede explicar, en parte, por un tema relacionado a la globalización: la gente cada vez tiene mayores posibilidades de viajar y además es posible investigar en Internet sobre nuevas tendencias y cómo le gustaría a cada cual su propio hogar u oficina. Y ahí es donde entra a jugar un rol relevante nuestro trabajo. La gente no tiene el tiempo necesario para buscar cosas que adornen su casa, o bien consigue muchos objetos bonitos, pero que juntos no combinan.

El hecho de contratar a un decorador o a un interiorista no significa simplemente tener que gastar más sino que, por el contrario, puede significar que el cliente termine ahorrando dinero. En el fondo, podemos fabricar cosas, tenemos los mejores datos del mercado, y a veces los más económicos. También somos capaces de optimizar los espacios y priorizamos de acuerdo a la realidad económica de cada cliente, logrando un diseño interior armonioso y coherente con sus requerimientos.

¿Qué diferencia hay entre un decorador y un interiorista?
En mi caso, más que decoradora, soy una interiorista. A mi juicio, el decorador es una persona que más bien coloca objetos, dispone muebles de maneras diferentes. En cambio, el interiorista ve texturas, colores, iluminaciones, incorpora el arte y le da gran importancia al aspecto de la funcionalidad. Para mí, la armonía entre interiorismo, decoración, arquitectura, arte e iluminación, son parte esencial de mi trabajo.

¿Qué importancia tiene que el cliente se involucre en tu trabajo?
Juega un rol relevante; interactúo mucho con los clientes: les cuento y explico cada cosa, la historia y estilo del mueble, de qué tienda lo saqué, etc. Quiero que tengan un contenido cuando deban ‘explicar’ su casa.

Hay clientes que tienen cosas y quieren conservarlas; en ese sentido, trato de mantenerlas en la medida que sea justificado. Tienen una base armada y trato de incorporar esas cosas, rejuveneciéndolas o reciclándolas. Siempre les presento un proyecto previo en base a fotomontaje y render con tres propuestas.

Ello permite conocer límites presupuestarios, atmósferas y gustos. Es más fácil y rápido el proceso; así lo pueden visualizar.

¿Qué diferencias ves entre un proyecto de hogar y uno de oficina?
En trabajos asociados a una oficina, se busca obtener algo más sobrio y práctico; en especial, en rubros tradicionalmente ‘serios’ como los estudios de abogados. No existe el concepto de calidez; más bien se busca funcionalidad, elegancia y discreción. En una casa, en cambio se valoran más los conceptos simbólicos: se combina el sentido de pertenencia con las fotografías, por ejemplo.

El hogar debe ser lo más humano posible. La esencia de mi trabajo se basa en el arte, y en ese sentido creo que para cualquier iniciativa que se emprenda es imprescindible que esta cuente con un buen cuadro o una buena alfombra. Tiene que ser algo permanente, que los acompañe siempre, y que no sea simple moda. Lo bueno no pasa de moda. Por eso, yo trató de empujarlos siempre para que inviertan en arte; aunque sea por etapas.

¿Cómo han ido evolucionando los clientes en sus demandas?
No sé si hoy el cliente sabe o no más de decoración o de interiorismo, pero sí pienso que exige más calidad, rapidez y transparencia. A lo largo de mi carrera he tenido la suerte de desarrollar atmósferas no tan ‘radicales’; nunca me ha tocado que alguien me haga hacer algo que a mí no me gusta. Eso sí, me atrevo a decir que los chilenos son bastante tradicionales en materia de decoración. Por ejemplo, la arquitectura de las casas de condominio no tiene muy bien pensado temas básicos como los radiadores. Hay cosas técnicas y visuales que no están bien solucionadas en proyectos de esta envergadura. Para nosotros, eso es un gran desafío.

¿Qué tendencias están primando hoy en decoración?
El mercado local exige implementar las tendencias que se están viendo en otros países, lo cual a veces juega un poco en contra y los proyectos terminan siendo muy planos, muy similares entre sí. En Chile, en general, falta jugársela un poco más. Una forma de marcar diferencias pasa por utilizar materiales y accesorios locales, como mimbre o greda, que se pueden conseguir en las numerosas ferias artesanales, muchas de las cuales reciben hoy la categoría de Premium.

A ello se suman textiles y adornos autóctonos. En mi trabajo, trato de generar una relación de largo plazo con mis clientes; no me gusta que mi labor termine siendo algo impersonal.

A veces quedo con la sensación de que algo faltó, en especial cuando se refiere a los accesorios, por lo cual sigo involucrada con los clientes. Quiero que mis proyectos terminen siempre bien, con un alto grado de excelencia.

Abril 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.