Inicio
Facebook
Twitter
Lunes 23 de Octubre de 2017         •         Dólar= $631,11         •         UF=$26.648,67         •         UTM=$46.786

INSTALACIONES ELÉCTRICAS COMERCIALES Y RESIDENCIALES
Enfrentando nuevos desafíos de mercado

A medida que surgen nuevos productos y plataformas, el mercado nacional de instalaciones eléctricas enfrenta grandes desafíos, como la necesidad de actualizar sus normativas, regular la importación de productos y acelerar la implementación de las innovaciones que vienen del exterior. Para hablar de estos temas, Revista EMB Construcción realizó una reunión-desayuno con importantes actores del mercado.

En los últimos años, con el avance de la tecnología y el incremento del Producto Interno Bruto, ha aumentado de manera significativa el número de equipos eléctricos al interior de viviendas, oficinas y locales comerciales. De hecho, entre 1990 a 2010, el consumo de energía eléctrica en el país se duplicó, incluso superando la tasa de crecimiento de la economía. En este sentido, hoy en día no es raro encontrar hogares en la Región Metropolitana, por ejemplo, con sistemas de aire acondicionado, cuando hace pocas décadas, tener un refrigerador o más de un televisor, era un lujo que no todos podían costear.

Es así como las instalaciones eléctricas comerciales y residenciales, debieran mejorarse para enfrentar los crecientes requerimientos de energía eléctrica. Pero no siempre es así. En general, el mercado de materiales eléctricos de Baja Tensión (los mayoritariamente utilizados en los segmentos residencial y comercial), cuenta con una gran cantidad de actores participantes; las normativas no siempre están actualizadas y no resulta sencillo saber cuáles son las principales novedades tecnológicas que lo están guiando.

En este aspecto, Julián Vera, Product Manager de ABB en Chile, señala que “las instalaciones y todo lo que pertenece al segmento de infraestructura sigue un formato tradicional. Ha habido algunas renovaciones tecnológicas muy puntuales, como el interruptor diferencial, y se están introduciendo los interruptores combinados. En cambio, en Europa ya están hablando de tecnología KNX para implementar plataformas de domótica e inmótica a través de controles inalámbricos”.

Julián Vera,
ABB CHILE.
Ivonne Gallardo, DARTEL.
Enrique Musa,
CASA MUSA.
Sebastián Vásquez, SCHNEIDER ELECTRIC
Rodrigo Barraza, MIGUELEZ CHILE.
Mario Betancourt, COORDINADOR NACIONAL COLEGIOS DE INSTALADORES DE CHILE.

Si bien la automatización de sistemas de iluminación y de alarmas está presente en diversos proyectos de empresas y oficinas, en el caso de las viviendas, la domótica también ha ido ganando terreno en el país, de la mano de las influencias provenientes de Europa. En este sentido, Ivonne Gallardo, Brand Manager de Grupo Legrand en Dartel, explica que “a pesar de que el chileno es muy temeroso en innovar, las nuevas generaciones son mucho más tecnológicas; quieren tecnologías nuevas en sus hogares y con la domótica, puedes controlar todo lo que desees en la parte eléctrica. Son increíbles todos los avances y cómo se ha simplificado su instalación”.

Otra de las novedades que está cobrando fuerza en el mercado, principalmente en el sector comercial, es la iluminación LED, que potencia el tema de la eficiencia energética. Al respecto, Enrique Musa, Gerente Comercial de Casa Musa, indica que “aunque aún existen personas que tienen ciertos resguardos, poco a poco van creyendo en las bondades del producto, el cual se está implementando cada vez más en distintos proyectos, principalmente debido a la baja de consumos”.


Globalización v/s calidad

Ante la existencia de un mercado con una gran cantidad de proveedores, altamente globalizado y al cual ingresan soluciones de distintas procedencias, entre ellas varios productos de origen asiático, un tema clave, más allá del precio, es el de la calidad. “Existe una gran oferta, tanto de proveedores nacionales como internacionales, dirigida hacia todos los segmentos. Lo importante es mantener la calidad de los productos, adecuada al tipo de instalación que se esté realizando, pues no es posible abaratar costos arriesgando la seguridad, que es un tema que tiene que ser transversal”, indica Sebastián Vásquez, Especialista Punto de Venta de Schneider Electric Chile.

Aunque todavía falta mayor conciencia sobre la importancia de la seguridad y la calidad de los productos, sobre todo a nivel del usuario final, “en lo que es el ámbito eléctrico, tanto por parte de las empresas proveedoras como de los fabricantes, hoy en día se ha puesto mucho más énfasis en el tema de la certificación, impulsado también por exigencias del SEC”, afirma Ivonne Gallardo. No obstante, varios invitados coinciden que en esta materia, sería conveniente contar en el país con sistemas que facilitaran la certificación de los productos y que se valorara, además, aquellas soluciones certificadas desde otros mercados.

Al respecto, Rodrigo Barraza, Area Proyectos de Miguélez Chile Ltda., explica que “en nuestro caso estamos certificados y normalizados por normas europeas que en Chile no están siendo exigidas aún, lo que contrasta con actores que muchas veces generan una competencia basada solo en el precio lo que perjudica a todo el mercado”.

Complementando lo anterior, Enrique Musa plantea que “estamos en un mundo mucho más globalizado, donde las barreras para emprender nuevos negocios son cada día más bajas. Hoy no es necesario viajar a Oriente a buscar productos, pues los encuentras aquí en ferias donde el que quiera empezar a invertir y traerlos, muchas veces sin ninguna experiencia ni trayectoria, puede hacerlo, lo que obviamente puede jugar contra la calidad del producto”.


La necesidad de normativas actualizadas

El tema de las normativas que regulan este sector es uno de los puntos donde tal vez hay mayores desafíos pendientes para este sector. Como afirma Mario Betancourt, Coordinador Nacional Colegios de Instaladores de Chile, “este mercado no está suficientemente normado y aún falta mucho. Tuve la suerte de trabajar en el nuevo reglamento, que esperamos pronto salga a la luz pública, y es importante que la norma sea clara, pues cuando es interpretativa, es mala para el fiscalizador, para el vendedor y para el ejecutante. Estamos muy atrasados respecto a otros países donde están preocupados de muchos más aspectos de las instalaciones”.

Coincidiendo con lo anterior, Ivonne Gallardo comenta que todavía existe mucha confusión. “Se ha ido avanzando y esperamos que se haga mucho más rápido, porque las normas por las que se rige Chile son antiguas y es necesario que la próxima incorpore aspectos nuevos. Por ejemplo, uno de los productos que se está usando principalmente en el ámbito comercial son los ductos de barra, y en la norma actual solo existe un capítulo muy breve que aborda este tema”, comenta.

Por su parte, Sebastián Vásquez, de Schneider Electric, acota que “estamos lejos de los países europeos en cuanto a normativas, pero estamos avanzando hacia allá y la idea de que cada día existan más estandarizaciones de los procesos de seguridad y de cómo hacer las cosas”.

Los participantes también coincidieron, en que se debe reforzar la fiscalización, ya que más allá del ámbito normativo propiamente tal, se debe velar por el efectivo cumplimiento de las normas.


Novedades, desafíos y proyecciones

Tras un año de contracción donde varios proyectos quedaron suspendidos debido a la incertidumbre que generan los períodos previos a elecciones, los participantes esperan que en el corto plazo, se reactiven en 2014, sobre todo en las áreas de la minería y de la construcción.

Julián Vera, de ABB, señala que “hay bastantes novedades tecnológicas en el mercado mundial, sin embargo, cuando uno quiere innovar en Chile, muchas veces se encuentra con dificultades, ya que, por ejemplo, el SEC indica que el producto debe certificarse, lo cual no puede hacerse en el país, donde a veces no existen ni los protocolos ni los estándares que se requieren”.

Por su parte, Sebastián Vásquez, de Schneider Electric, agrega que también es importante aplicar correctamente lo que se hace en el extranjero. “Muchas veces el país no está preparado para utilizar algunas tecnologías. Un ejemplo de esto, es la certificación M1, que está vigente en Europa desde el 2002, y recién el año pasado se empezó a exigir en nuestro mercado”, postula.

A juicio de los asistentes, impulsar en Chile un ente certificador puede ser un buen promotor para la introducción de nuevas tecnologías y productos. En materia de productos novedosos, Julián Vera señala que “nosotros lanzamos un interruptor más un supresor, que es igual que un diferencial en dos polos. Dado que actualmente existen muchos dispositivos electrónicos en las viviendas y las compañías eléctricas, no siempre son fiables respecto al estándar de voltaje que entregan; presentamos un equipo con un diferencial pero con un supresor que protegiera a los equipos”.


Evolución en el diseño

En el transcurso de los últimos años se ha visto un avance en materia de diseño de los productos. Ivonne Gallardo explica que “tanto en el ámbito comercial como en el residencial, existe una nueva línea de interruptores y enchufes. En el caso de Bticino, se ha innovado bastante con colores distintos, mucho más vanguardistas y adecuados a los distintos ambientes, que incluyen series de alto estándar con placas de cristal, de mármol o madera”.

En esa línea, también Schneider Electric tiene novedades. Sebastián Vásquez acota, en tanto, que hoy el tema del diseño marca tendencia, no solo a nivel de interruptores y placas, sino que también en elementos como los tableros, donde la innovación no había llegado al tema del diseño. “Hoy nuestra oferta ha ido de la mano de la arquitectura con diseños, colores y terminaciones a muro que hacen que los tableros se vean como si fueran cuadros”, comenta.

En este sentido, llegan constantemente nuevas tecnologías y productos que nos permiten emplear de manera segura y eficiente la electricidad al interior de hogares y oficinas, pero no siempre son adoptadas por no contar con la certificación correspondiente o por simple desconocimiento de la misma. Por esta razón, resulta necesario que aumente la preocupación, no solo del Gobierno, sino también del sector, pues en él se hallan quienes eligen los sistemas que conformarán la instalación eléctrica al interior de una vivienda u oficina.

Regulación de instalaciones eléctricas interiores

La Norma Eléctrica 4 entró en vigencia en diciembre de 2004, con el fin de fijar las condiciones mínimas de seguridad que las instalaciones eléctricas de hogares, locales comerciales e industrias, deben cumplir.

Actualmente, cerrada la etapa de los Comités Técnicos que trabajaron en su actualización, se encuentra en etapa de redacción técnico-jurídica. Entre los principales cambios que se han incorporado a la norma, figuran la introducción de aspectos de Eficiencia Energética, Energías Renovables No Convencionales y Net Metering, entre otros.

Abril 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.