Jueves 27 de Febrero de 2020       •      Dólar= $812,02      •      UF=$28.451,93       •      UTM=$49.673

GONZALO MARDONES VIVIANI, ARQUITECTO
La arquitectura como solución para mejorar la calidad de vida en la ciudad

Con un merecido prestigio en el mundo de la arquitectura, Gonzalo Mardones, que lo ha hecho merecedor de diversos premios, aborda variados trabajos que surgen de encargos y a través de la participación en concursos.Es así como dentro de sus obras se cuentan proyectos de viviendas colectivas, unifamiliares, oficinas, hoteles, recintos deportivos y encargos de retail e industrias.

¿Qué aspectos son claves al abordar un encargo?
Empezamos nuestro trabajo haciéndonos la pregunta principal intentando responder al lugar y al programa. Nos interesan mucho las ideas de los clientes, ya que a nuestro juicio el arquitecto debe trabajar como el viejo médico que para llegar a su diagnóstico final debe calmadamente escuchar a su paciente. La idea de conversar en profundidad con los mandantes y atrapar sus ambiciones nos resulta esencial para el inicio del proceso de diseño; no con la intención de que te den la solución, sino para comprender lo que realmente requieren.

La influencia de sus ideas son siempre determinantes en lo previo al proyecto.Además, hay ciertas ideas de arquitectura como el uso de la luz natural en todas sus dimensiones, las relaciones proporcionales y el intercalo espacial que son constantes en todas las obras.La arquitectura es la principal de las artes, pero es un arte prágmatico ya que son muchas las personas que participan en la construcción de una obra y se vinculan con la solución del problema, y también muchas las consideraciones a tomar en el proceso de diseño.

¿Hay materiales que usen más?
Pienso que casi todos los materiales son muy buenos y que cada uno tiene características específicas que se deben respetar. Nos interesa que los materiales hablen con la verdad, sin embargo, opto por el uso de un material en cada obra, ya que me cuesta combinarlos. Esto tiene que ver con la física, que opta por no mezclar para lograr su objetivo, al contrario de la química, que para lograrlo combina distintos elementos.

Una de las obras más recientes del arquitecto es el Hotel Hornitos.
El Edificio de departamentos Ignacia es de hormigón armado con dióxido de titanio, cuyas familias encargaron previamente
Cada departamento tiene 2 y 3 pisos.
Las cubiertas del Edificio Ignacia son habitables y tienen piscinas y terrazas.

¿Qué importancia das en tus proyectos a su orientación y luz natural?
Intento siempre lograr una arquitectura que produzca quietud, silencio y paz; que revele el orden espacial mediante volumenes bañados en luz. La luz natural, la luz arquitectónica es el material más importante de la arquitectura. Le Corbusier decía sabiamente que sus edificios eran un “receptáculo de luz que contenían”. La luz es mágica, ayuda a descubrir y develar los ambientes y le confiere al espacio arquitectónico una especie de aura cuando logras controlarla. Es un tema de mucha complejidad lograr una atmósfera de luz; igual que el vino no es llegar y mezclar la luz vertical, diagonal y horizontal.

¿Cómo asumes el desafío de diseños innovadores en conjunto con tus clientes?

Mis clientes parten como tal y terminan siendo buenos amigos. La arquitectura tiene una ineludible vocación de servicio, pero también permite soñar en conjunto. Lo más importante es lograr un mayor grado de felicidad en la mujer, el hombre, la familia, la pareja, los trabajadores, etc, y en esa linea tú empiezas un proyecto en equipo con ellos. Es como un viaje sin destino conocido: la travesía parte con ciertas condiciones, pero vas llegando a distintos resultados; hay una gran cantidad de conversaciones y de dibujos para llegar al parto que es el proyecto.

¿Hace falta a nivel general más diseños creativos en la Región Metropolitana?
Más que diseños falta una preocupación por el espacio público, por los vacíos de la ciudad, y los arquitectos debemos empezar proyectando el vacío. Cada calle, cada plaza, cada pasaje y parque requiere de una figura urbana. Lo más importante en la ciudad no es el edificio, es el espacio y la capacidad de incorporarse al tejido urbano de ese edificio. La arquitectura debe dar soluciones de y herramientas para mejorar la calidad de vida en la ciudad. En ese sentido, si no nos preocupamos de lo común seguiremos haciéndolo muy mal.

¿Qué obras tuyas quisieras destacar y por qué?
En general uno tiende a preocuparse más por las últimas obras, ya que tienes las ideas que las fundamentaron más claras. En ese marco, terminamos hace muy poco un hotel en Hornitos para la Caja de Compensación de Los Andes, lo cual fue un experiencia extrema, ya que se trata de un lugar maravilloso en pleno Desierto de Atacama en una explanada a 35 metros sobre el mar. Se intentó ser muy respetuoso con ese lugar donde dan ganas de no tocar, por lo cual se optó por edificios de hormigón visto con distintos pigmentos de los diversos colores del desierto, de modo que los volúmenes no agredieran a ese paisaje conmovedor. Nos preguntamos cómo anclarse en el desierto manteniendo el silencio de un lugar milenario de fondo marino, una tierra en la altura y, sin embargo, llena de conchuelas de mariscos. Es impresionante pensar que estás construyendo donde hace miles de años fue el fondo del mar; entonces, la primera decisión fue optar por soterrar el edificio mayor, lo que denomino la sexta fachada, que es el uso del subsuelo pero lleno de luz natural. Así permitíamos el doble propósito de llegar a tierra firme para fundar y posibilitar la vista de todas las habitaciones al mar.

¿Que aspectos destacas del Edificio Ignacia, premiado por la World Community en Londres?
Es un edificio de departamentos de hormigón armado con dióxido de titanio, cuyas familias encargaron previamente. La idea fue intercalar los pisos para que todos tuviesen una buena orientación, dobles alturas en algunos recintos y una cuidada luminosidad. Se incorporó el subsuelo habitable a través de patios y terrazas que celebran la vista al cielo. Cada departamento tiene 2 y 3 pisos; las cubiertas son habitables y tienen piscinas y terrazas que permiten un lugar abierto a la geografía circundante
.

Imágenes Nico Saieh

Septiembre 2013
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.