Lunes 17 de Enero de 2022       •      Dólar= $820,36      •      UF=$31.100,54       •      UTM=$54.442
aic1.jpg (6016 bytes)
Pedro Inojosa Bañados, Inge-niero Civil, Presidente Comi-sión de Infraestructura de AI
La relación del
MOP y la Ingeniería
con la Infraestructura
para el Siglo XXI
AIC, Asociación de
Empresas Consultoras de
Ingeniería de Chile A.G.

Para el desarrollo de Chile al año 2025, es fundamental contar con la infraestructura necesaria que permita satisfacer los requerimientos de los diferentes sectores productivos del país, así como también las necesidades de los propios ciudadanos. La conectividad interna y externa de Chile, y el adecuado desarrollo del resto de su infraestructura, son fundamentales para que el país y sus ciudadanos puedan tener una calidad de vida satisfactoria y competir adecuada y eficientemente en el mundo globalizado que nos ha tocado vivir.

Es clave dotar al país de mejores y nuevas carreteras y caminos, puertos, aeropuertos, embalses, colectores de aguas lluvia, edificios públicos, recintos deportivos y culturales, intervenciones de los espacios públicos en la ciudad, entre otras obras que deberán estar a disposición en forma oportuna y ligadas al crecimiento del país que se proyecta para los próximos períodos.


Por un mayor dinamismo del MOP

El Ministerio de Obras Públicas (MOP), según la Ley, es la Secretaría de Estado encargada del planeamiento, estudio, proyección, construcción, ampliación, reparación, conservación y explotación de las obras públicas fiscales. Por lo tanto, el MOP es el principal actor a cargo de desarrollar e implementar programas de inversiones en infraestructura y depende de su actuar el éxito o fracaso de éstos. Por su parte, la ingeniería en todos sus niveles y etapas, tanto interna como externa al MOP, debe considerarse como un recurso estratégico y de gran preponderancia para la materialización o ejecución de dichos planes y programas.

Si bien en los últimos 15 años el país se ha destacado en la Región por su alta inversión en infraestructura, donde destaca la implementación del sistema de concesiones, es indiscutible que en los años recientes se ha perdido el dinamismo inicial, no sólo porque ya se han hecho las obras más trascendentales, sino porque, a nuestro juicio, este aspecto no fue prioridad en el gobierno pasado y tampoco lo ha sido en los 13 meses del actual gobierno.

Ahora bien, la disminución del ritmo de inversión en el área no sólo se explica por una falta de decisión de las autoridades, sino que también por otros factores, que en el área de ingeniería, se resumen en que si bien las autoridades de todos los últimos gobiernos han concordado intelectualmente con la importancia que tiene la ingeniería en el desarrollo estratégico del país, no se ha conseguido el compromiso necesario para actuar en consonancia con él.

Esperamos que las actuales autoridades de Gobierno, marquen diferencia abordando con compromiso los temas generales planteados hasta aquí y ojalá abordando, al menos, algunos problemas específicos que presenta la ingeniería, como los que se mencionan a continuación.

aic2.jpg (12782 bytes)Por ejemplo, y sin pretender discutir la conveniencia de potenciar la competencia para conseguir servicios de consultoría de gran calidad que minimicen los costos de inversión de las obras, debe buscarse una fórmula que evite favorecer la competencia por bajos precios, como sucede hoy. Ya que de esta manera se producen servicios que redundan en proyectos con calidad apenas suficiente, y a veces insuficiente por la no inclusión de adecuados estudios tanto de ingeniería básica como de detalles. Consecuentemente con lo señalado, ya hay en el país numerosos ejemplos en los que lo anterior ha significado excesivos costos de inversión de las obras y, por consiguiente, mayores plazos de ejecución. La AIC ha resumido esta afirmación con la frase "el alto costo de los bajos precios", ya que a las pérdidas descritas anteriormente, se suma el deterioro de la capacidad del Recurso Ingeniería cuando se instala la competencia por bajos precios. Es importante, y no se debe olvidar que la Ingeniería de Consulta no es un commodity.


Otros aspectos a mejorar

A nuestro parecer también debe mejorarse la gestión requerida para la implementación de un exitoso Plan de Inversiones en Infraestructura. En este aspecto, se hace necesario que el MOP pueda separar o realizar el análisis según etapas de desarrollo de un proyecto, para lo cual debe trabajarse en forma programada. Lo ideal es que el MOP trabaje en base a planes quinquenales que permitan que los estudios de ingeniería se desarrollen en forma ordenada, en las distintas etapas que corresponda. Lo mínimo es que debieran existir las fases de Estudios Conceptuales, Anteproyectos y Proyectos de Construcción.

Además, este plan permitiría evitar lo que hoy ocurre en la mayoría de los casos, donde en muchas oportunidades existe excesiva diferencia en los plazos de término de los Estudios de Ingeniería y el comienzo de la ejecución de las Obras, con el consiguiente problema de obsolescencia de proyectos o estudio de ingeniería realizados. Como se señalara anteriormente, la ingeniería tiene una importancia relevante en el desarrollo de la infraestructura y esto involucra en particular a los profesionales del MOP. Ellos deben contar con las herramientas necesarias, tanto técnicas como de respaldo, en su poder de decisión, para cumplir eficientemente su papel de rectores y fiscalizadores en los proyectos de inversión.

Para mejorar la preparación técnica de los ingenieros jóvenes que se incorporan al MOP, se propone partir de la base, induciendo a que las universidades incluyan en su currículo de pregrado, ramos obligatorios asociados a especialidades de infraestructura, como caminos, puertos y aeropuertos. También, se podría pensar en convenios con universidades, de tal forma que se disponga de una Academia donde los funcionarios y profesionales del Ministerio y particulares, a lo largo y ancho del país, puedan tener cursos de capacitación en administración pública, estudios de proyecto, construcción y mantención de obras de infraestructura, lo que debiera revalidarse cada cierto número de años.

Incluso, nos parece aconsejable que el MOP tenga un grado de participación en el proceso de Acreditación de Universidades que preparan a los profesionales que en el futuro inmediato participarán en la ejecución de la infraestructura pública, ya sea desde el área privada o pública.

aic3.jpg (14331 bytes)Finalmente, no podemos dejar de referirnos a un actor que en los últimos años ha sido responsable directo de la débil capacidad de gestión del MOP y de los excesivos plazos en la tramitación de los actos administrativos: la Contraloría General de la República. Con esto no se pretende desconocer la importancia que tiene para la opinión pública el tema de la transparencia, que es y será muy importante en el quehacer del MOP, sin embargo, últimamente se le ha otorgado a la Contraloría un papel que, a nuestro juicio, excede los límites recomendables para una adecuada gestión y optimización de la inversión, entrabando y lentificando el proceso.

Cualquier Plan de Inversiones en Infraestructura que pretenda lograr el ritmo de ejecución que el país requiere, debe definir el papel que le corresponde a la Contraloría. Hoy prácticamente los profesionales del MOP no tienen la autoridad ni la independencia suficientes para desarrollar su labor en forma normal, no hay espacio para la aplicación de técnicas y criterios innovadores que puedan optimizar notablemente una inversión pública con el consiguiente beneficio para el país.

Nos parece un despropósito tener que aprobar en Contraloría cada Base de Licitación, cada serie de preguntas y respuestas, cada modificación de contrato, etc. Esto entraba y atrasa el desarrollo de los proyectos y obras de ingeniería. Es necesario poder modificar un proyecto de ingeniería (cantidades de obra) en forma ágil y rápida, cuando técnicamente esto es recomendable, en base a la responsabilidad y confianza en los actores del proceso. No nos parece razonable que todo deba pasar por Contraloría pensando que todos los profesionales del MOP, los consultores, ingenieros y especialistas no actúan correctamente. En nuestra opinión, Contraloría debe dictar los lineamientos generales y luego controlar y fiscalizar en base a muestreos aleatorios, castigando severamente cualquier anomalía, como ocurre en todos los países desarrollados del mundo, pero dejando actuar y decidir a los técnicos especialistas encargados de obras de infraestructura.

Finalmente, nos parece muy importante en la gestión del MOP actualizar y adecuar el Reglamento para la Contratación de Trabajos de Consultoría, cuya data de la versión actual es de 1994. Sin duda, hay otros temas que discutir y mejorar en la gestión del MOP como principal actor en la ejecución del plan de infraestructura que requiere el país, pero por algo hay que empezar.

Julio 2011
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.