Jueves 5 de Diciembre de 2019       •      Dólar= $783,34      •      UF=$28.259,83       •      UTM=$49.623
Evolución y perspectivas de
un negocio de peso

"Grandes temas como licitaciones, actividades de contratistas, la influencia del dólar o el estado actual de los requerimientos en obras públicas, captaron el interés de los asistentes en el desayuno inaugural de Revista Construcción. Esta jornada contó con la presencia de 14 representantes de un rubro fundamental en el quehacer de la construcción y del desarrollo nacional como lo son las empresas proveedoras de maquinaria, además de la participación del Director Nacional del Colegio de Constructores, Jorge Risopatrón. Los altos ejecutivos se dieron cita para compartir su visión macro del sector, la situación actual a nivel económico y las nuevas tendencias que se observan. En definitiva para conversar, en forma amena y directa, sobre distintos puntos de importancia para un área de la construcción claramente afectada con las vicisitudes de la economía y que lucha por adaptarse a los cambios."

Marcial Larenas, S.K. COMERCIAL.
Eduardo Bennett, KOMATSU.
Gastón Ramírez, AMECO.
Nicanor Marambio, CIDEF.
Juan José Cifuentes, ATOM.
Agustín Fossatti, MULTIMAQ.
Pedro Janssen, IMPORTADORA JANSSEN.
Clive Jijena, DERCO.
Jorge Risopatrón, COLEGIO DE CONSTRUCTORES.
Francisco García, GARCIA BURR.
Andrés Sáenz, DERCO.
Pedro Ruiz-Tagle, GILDEMEISTER.
Jaime Herrera, FINNING.
Francisco Lechuga, LECHUGA HERMANOS.
Dieter Boehme, WACKER.
Reinaldo Maturana, WACKER.
Contingencias del Sector

Para Marcial Larenas, Gerente del Area Maquinarias de S.K. Comercial S.A., el estado actual de este sector no es bueno si se compara con el pasado inmediato. «En este momento la situación es complicada, la construcción en Chile está muy afectada por todos los procesos que se han vivido en el último tiempo y la oferta de maquinaria sigue siendo la misma. En los años dorados, de 1995 a 1997, se comercializaban unas 1.500 máquinas al año, mientras que ahora, con la misma cantidad de proveedores estamos vendiendo sólo unas 500 al año. El negocio está cambiando, ha habido un fuerte desarrollo en el área del Rental y también en lo que se refiere a equipos usados».

Por su parte, Eduardo Bennett, Gerente General de Komatsu Chile, estima que «el mercado tiene la cantidad de empresas que soporta y que por la naturaleza de nuestra economía, nadie que no vea una oportunidad de desarrollar un negocio va a venir a instalarse. Lo cierto es que, incluso, faltan algunas marcas en el mercado local. Por supuesto, hace cinco años hablábamos de demandas distintas a las actuales. Sin embargo, la mayoría de los presentes miramos los negocios con una óptica de largo plazo. De hecho, se estima que este año la demanda debiera ser mayor que la del 2000».

El optimismo de Bennett se basa en que «la vida útil de las máquinas llega a un punto en el que los costos de mantención se incrementan de tal modo que es obligatorio renovar». Según datos proporcionados por este mismo ejecutivo, al 31 de Mayo ya se contabilizaban importaciones por 200 retroexcavadoras, lo mismo que durante todo el año 2000, existiendo proyecciones de mercado que apuntan a cerrar el año con 350 unidades.

Uno de los elementos que ha causado ruido en el mercado ha sido la excesiva volatilidad del precio del dólar, situación que no se había vivido en Chile hace varios años.

Gastón Ramírez, Gerente Comercial de AMECO, señala que «el fenómeno dólar ha traído consigo repercusiones no deseadas. Muchas empresas están postergando sus proyectos de inversión hasta tener una mayor claridad respecto al valor que va a tener esta moneda en el corto y mediano plazo. Es razonable que así ocurra, si se considera que un diferencial en la estimación del valor del dólar puede llegar a significar que una licitación que ha sido ganada asumiendo un determinado costo, finalmente resulte en dolorosas pérdidas para el constructor».

Según Nicanor Marambio, Gerente de Ventas Maquinarias de CIDEF, «el problema se da en los contratistas que tienen contratos en pesos y en los que un alza del dólar representa un aumento de sus costos y como el contrato es fijo, finalmente, se resiente su margen. En áreas como la minería o el sector forestal esto no es un problema, ya que ellos exportan y se benefician con una divisa más alta. Distinto es el caso en la construcción, que es donde más se ha resentido la venta de maquinarias y por eso los proveedores han debido crear nuevas áreas de negocios, como el arriendo de máquinas y la comercialización de segunda mano. Por otro lado, hay una política establecida en algunas empresas, particularmente en Codelco, de tercerizar determinadas actividades, lo que ha traído como resultado que empiece a desaparecer una capa de intermediarios producto de la aguda competencia que vive el sector».

Para Juan José Cifuentes, de la División Maquinaria Pesada de Atom, esta es una situación preocupante pues «el hecho es que algunos mandantes están dejando de lado al pequeño contratista, ya que el mercado está obligando a ser más agresivo, sacando a los contratistas intermedios. La culpa de esto la tienen algunas grandes empresas con su política de outsourcing».

 

Las grandes licitaciones

En cuanto a la pregunta de Jorge Risopatrón del Colegio de Constructores en relación a qué influencia se ve sobre las concesiones que se han anunciado por entidades gubernamentales, para Larenas, «en principio han significado un boom muy grande y es tremendamente beneficioso para el país en términos de obras de carreteras. Eso sí, hay que tener muy presente que con la capacidad que tienen las empresas constructoras en Chile para poder financiar ese tipo de obras no compiten generalmente con los grandes consorcios extranjeros. En consecuencia, nos enfrentamos en muchas oportunidades a que esas empresas traigan sus equipos de afuera, por lo que no han aumentado los ingresos para quienes somos representantes, salvo en lo que se refiere a servicios».

Otro aspecto de las licitaciones fue abordado por Agustín Fossatti, Gerente General de Multimaq, al destacar «la necesidad de legislar en términos de políticas claras para que se proteja a los proveedores locales en sus relaciones comerciales con estos grandes conglomerados. Son conocidos los casos de contratistas locales que no han podido cobrar por sus servicios prestados a estas empresas, generándose un atraso en los pagos que perjudica a toda la cadena de proveedores».

Pedro Janssen, Presidente de Importadora Janssen, comparte la preocupación indicando que «muchos contratistas están trabajando para las concesionarias sin contrato, lo que también los pone en aprietos cuando quieren comprar máquinas o tener un flujo garantizado y no lo logran porque el día de mañana les pueden desahuciar sus contratos y despedir. Hay gente que ha perdido flotas enteras de camiones porque simplemente no le pagaron y tuvieron que devolverlos al leasing».

Por otro lado, como advierte Risopatrón, las concesiones dan como resultado un aumento del parque de máquinas usadas, dato que corrobora Fossati comentando que su empresa se ha especializado en exportar este tipo de equipos a los más diversos mercados, incluyendo América Latina, Estados Unidos y Europa.

 

El pago de Chile

Impactante resulta escuchar de boca de nuestros invitados que «la mala paga» no es un fenómeno asociado particularmente a algunos conglomerados internacionales, sino que es «moneda corriente» en las relaciones comerciales con las propias reparticiones de gobierno.

Obras Públicas y Vivienda son dos de los ministerios vapuleados por tener retenidos los pagos de innumerables obras. «No pagan intereses por las deudas impagas y los contratistas no se atreven a reclamar, evitando así ser vetados de futuras licitaciones», comenta Clive Jijena, Gerente de Ventas División Maquinarias de Derco.

En el caso de las grandes constructoras, Francisco García, Gerente General de García Burr S.A. señala que «lo anterior es un problema, pero solucionable, ya que tienen un buen acceso a líneas de crédito. Sin embargo, empresas más pequeñas se ven muy afectadas. Esta crisis ha hecho bajar mucho los precios y los márgenes, y eso ha redundado en la calidad general y en ese sentido se debe velar porque exista un estándar mínimo que garantice dicho trabajo. Hay que evitar que la calidad de la construcción en este país siga deteriorándose. Si las empresas deben bajar sus costos y ni siquiera pueden pagar los sueldos de un ingeniero, existe un alto riesgo de llegar a situaciones muy complejas».

 

Cambios en el mercado

Para Andrés Sáenz, Gerente División Maquinarias de Derco, «desapareció un segmento que estaba creciendo muy fuerte y que yo denominaba el dueño operador, que era la persona que se veía en la calle con un camión de 10 metros cúbicos y un mini cargador. Este es un tipo de cliente muy conocido en Estados Unidos donde representa una cantidad muy importante. En Chile esto también se daba en los años 1997-1998, pero, actualmente, ese segmento se está reduciendo».

De acuerdo a Janssen, «en una situación normal existen pequeños proyectos que son abordados por contratistas del mismo tamaño como instalación de cableados, miniex-cavaciones, etc.», pero en las actuales condiciones, comenta Gastón Ramírez, «la competencia es tal que muchos han comenzado a quebrar».

Una variante de lo anterior y que refleja una nueva reestructuración en la composición de las empresas, es según Pedro Ruiz Tagle, Encargado de la línea Mitsubishi de Gildemeister, «el surgimiento de un nuevo nicho de muy pequeños contratistas, cuya principal función es aportar mano de obra y equipamiento a través de modalidades de arriendo y subarriendo».

Sin embargo, un elemento que también está comenzando a incidir y que desincentiva la proliferación de empresas contratistas demasiado pequeñas es el tema de la seguridad. Los accidentes laborales representan un costo muy importante y el trabajar con muchos pequeños contratistas hace crecer el riesgo.

En relación a las tendencias mundiales del rubro, Jaime Herrera, Gerente del Area Construcción y Forestal de Finning Chile, sostiene que «según datos publicados sobre el comportamiento del segmento de maquinaria para la construcción al 30 de Marzo de este año, todo indica que en términos de ventas los grandes fabricantes lograron mantener sus niveles, pero en lo que se refiere a resultados, éstos se han visto mermados por los menores márgenes que se obtienen en un mercado tan competitivo y sensible al precio. Es interesante destacar que para el año 2002 las proyecciones no son mucho mejores, aunque se habla de una situación especial en el mercado chileno y brasileño que podrían tener un comportamiento más favorable».

En cuanto el tema de la reactivación del sector anunciada por entidades como la Cámara Chilena de la Construcción, Francisco Lechuga, Director de Lechuga Hermanos se muestra optimista. «Tengo la esperanza de que el panorama mejore durante el segundo semestre de este año, recuperándose muy lentamente debido a un período de aumento de propuestas, en particular en la obra civil».

Agosto 2001
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.