Lunes 9 de Diciembre de 2019       •      Dólar= $778,44      •      UF=$28.289,87       •      UTM=$49.623
El hormigón en la construcción
Abriendo paso a nuevas tecnologías

Durante los últimos años el hormigón se ha posicionado como uno de los materiales líderes en la construcción. La tecnología ha impactado positivamente a esta industria, que ha desarrollado productos innovadores y pioneros para mercados masivos y de nicho, buscando -especialmente- entregar calidad a través de más y mejores productos, y ofreciendo un costo total de obra más conveniente. Para conocer las proyecciones del hormigón en la construcción, los nuevos desarrollos de esta industria y sus esfuerzos por no ceder a la comoditización y la guerra de precios, conversamos con importantes empresas proveedoras, en el desayuno organizado por la revista Construcción.

Agnes Leger, INN
Juan Pablo Covarrubias, ICH
Ernesto Baldivieso,
HORMIGONES BETONSA
Sebastián Martínez,
MEGARIDOS
Italo Descalzi,
CELCON
Juan Carlos Henríquez,
TECNOMIX
Mauricio Roco,
HEBEL CHILE
Juan Enrique Arrau,
VIPRET
Francisco Posada,
HORMIGONES TRANSEX

En cuanto a normativas, el hormigón no es una de las industrias más avanzadas ni vanguardistas. Actualmente se encuentran en estudio modificaciones a la ley del hormigón, y otras materias como la norma de áridos, que para el Instituto Nacional de Normalización, INN, representan una tarea pendiente. Para algunos, esto ha influido en que el mercado no se atreva a innovar en el uso del hormigón, mientras que para otros esta falta de osadía se debe, simplemente, a un desconocimiento de las nuevas ofertas en torno al desarrollo del material, o a una cuestión puramente cultural, que privilegia lo tradicional, por sobre lo nuevo.

Agnes Leger, Coordinadora de Normas del Instituto Nacional de Normalización, a cargo del estudio de normas relativas al área de la construcción, señala que la falta de agilidad para aprobar normativas sobre la tipología y usos del hormigón en Chile, "también pasa porque para establecer nuevos parámetros en este sentido, es necesario estudiar a fondo las nuevas tecnologías y los procesos, lo que requiere mucho tiempo y dedicación".

 

Las nuevas tecnologías

Para salir al paso de la falta de regulaciones, Juan Pablo Covarrubias, Gerente General del Instituto del Cemento y del Hormigón de Chile, ICH, señala que a nivel mundial la tendencia son las normas por comportamiento, "porque más allá de la normativa, lo que realmente importa es que el producto cumpla ciertas exigencias y un adecuado nivel de calidad". El problema, a juicio de Ernesto Baldivieso, Responsable del Area Comercial de Hormigones Betonsa, es que el desarrollo tecnológico no está acompañado con el mismo grado de avance de la normativa. Hay muchos productos que existen, pero que no se regulan.

Respecto al desarrollo de la tecnología del hormigón, Covarrubias señala que ha vivido cambios importantes y, aunque ha avanzado mucho durante los últimos años, no se ha usado en la medida que debiera. A juicio del ejecutivo del ICH, la Expo Hormigón ha sido un excelente motor y a la vez una gran vitrina para el desarrollo tecnológico experimentado por este material. "En la próxima Expo Hormigón vamos a mostrar cosas nuevas y a probar que funcionan, como lo hemos hecho en versiones anteriores de esta exposición. De esta manera queremos invitar a las empresas constructoras a probar y a atreverse con los nuevos desarrollos en hormigón. Este año, una de las novedades serán los paneles divisorios de hormigón con fibra de un centímetro de espesor", indica.

Además de la normativa, Sebastián Martínez, Analista de Gestión de Megáridos, indica que la gran valla que debe saltar el desarrollo tecnológico del hormigón, es el problema cultural. "Nosotros podemos desarrollar áridos y arenas especiales, que son capaces de reducir el consumo en cemento, y finalmente reducir los costos totales de una obra, pero son muy pocos los clientes que se atreven a trabajar con estos productos. Por eso, nuestro producto estrella sigue siendo el mix clásico para el hormigón, en circunstancias que tenemos la capacidad de desarrollar áridos especiales", señala Martínez.

A juicio de Italo Descalzi, Representante de Celcon, ni siquiera renombrados arquitectos se atreven a utilizar una tecnología nueva como el hormigón celular, entre otras cosas por miedo a un terremoto, por lo que siguen especificando vulca-nita para las divisiones interiores, aunque este nuevo material cuente con certificaciones y normas de calidad internacionales.

 

Nuevos nichos de mercado

Pero, a pesar de que el desarrollo de las nuevas tecnologías en hormigón no se conoce masivamente en Chile, existen ciertos nichos de mercado en los que la innovación ha entrado para quedarse. En este sentido, Juan Carlos Henríquez, Gerente Comercial de Tecnomix, señala que aunque los usos del hormigón no han cambiado demasiado en el tiempo, hay ciertos espacios nuevos que pueden cubrirse y desarrollarse con tecnología innovadora. "Sin embargo, a diferencia de otros países en el mundo, en Chile se le teme mucho a los hormigones fluidos. Existen productos que en el mercado local no se han podido vender, como los hormigones de alta resistencia, salvo en obras muy particulares, pero no han podido ser utilizados en construcción masiva, por la resistencia del propio medio local a utilizarlos. El mercado sigue comprando los mismos productos desde hace 20 años, aunque la industria le ofrezca nuevas alternativas", explica Henríquez.

Por su parte, Mauricio Roco, Gerente de Ventas de Hebel Chile, comenta que su empresa participa en el nicho del hormigón sobre el auto clavado, "y en él nos ha tocado introducir un hormigón de baja densidad, un producto utilizado para la fabricación de muros perimetrales de viviendas, colegios, industrias y también en las divisiones interiores de los edificios en altura. Por eso, creemos que para productos como éste existen nichos que van a seguir creciendo y desarrollándose".

Asimismo, Juan Enrique Arrau, Gerente General de Vipret, señala que su empresa se encuentra desarrollando una vivienda prototipo 100% de hormigón armado, con nuevas variables y tecnologías que han dado excelentes resultados. "A través del buen uso de los elementos, además de estudios del material, se pueden lograr productos competitivos y de gran calidad. En muchos casos se sigue construyendo como en la época de los romanos, con las mismas mezclas de hormigón, pero hay constructoras visionarias que están dispuestas a abrirse paso a las nuevas tecnologías que proponen empresas innovadoras, especialistas en hormigón".

 

Necesidad de información y comunicación

A juicio de Francisco Posada, Gerente Comercial de Hormigones Transex, la escasez de desarrollo de tecnologías innovadoras en torno a este material, tiene su origen en la falta de conocimiento del mercado. En este sentido, el ejecutivo de Megáridos señala, por ejemplo, que la empresa entrega certificados para ciertos tipos de productos que, sin embargo, muy pocos clientes solicitan. "Eso se debe a dos factores: por una parte a muchos no les interesa mayormente, y otros sencillamente no saben que existen".

Sin embargo, a pesar de la indiferencia o desinformación respecto a certificados de calidad de productos o desarrollo de ciertas tecnologías en torno al hormigón, estas variables constituyen ventajas diferenciadoras entre una marca y otra, "y eso nos ha permitido entrar a ciertos nichos de mercado donde sí se aprecian esas diferencias", indica el ejecutivo de Tecnomix. Como señala el profesional, "es posible diferenciar productos y servicios, y escapar así a la comoditización de los productos y guerra del precio. Hemos logrado posicionarnos con pequeños matices, que en nuestro caso es trabajar con un cemento importado. Siempre existe la posibilidad de diferenciarse, y ese matiz es al que hay que sacarle provecho frente al mercado de la construcción".

Para combatir la comoditización y aumentar el valor agregado del hormigón, el Instituto Chileno del Hormigón está trabajando para proponer una clasificación de ocho tipos de hormigones, y evitar así la fabricación de distintas mezclas de material para cada cliente. A juicio de Juan Pablo Covarrubias, "ésta es una manera de contribuir a que los proveedores de hormigón puedan concentrarse en producir sólo ocho tipos de mezcla, optimizarlos e invertir para lograr en cada uno de ellos, un valor agregado que logre diferenciarlos, hacerlos más competitivos y colocarlos en una mejor posición frente a un mercado cada vez más exigente y competitivo".

Septiembre 2003
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.