Inicio
Facebook
Twitter
Martes 11 de Diciembre de 2018         •         Dólar= $674,80         •         UF=$27.565,79         •         UTM=$48.353

Germán Bannen, Premio Nacional de Urbanismo 2003
“Es necesario tener un centro cívico en cada comuna”

En Noviembre pasado fue otorgado el Premio Nacional de Urbanismo al arquitecto Germán Bannen, por su destacada trayectoria profesional y el importante aporte urbano de sus obras. Titulado de la Universidad Católica de Valparaíso, actualmente es profesor de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile y presta asesoría en materias urbanas en la Municipalidad de Providencia. El profesional se ha destacado por desarrollar innovadores espacios públicos urbanos, como la remodelación de la Plaza Pedro de Valdivia, el sector de Nueva Providencia y su núcleo comercial, el Parque de las Esculturas y recientemente el Café Literario del Parque Balmaceda, entre otros. Para conocer su opinión respecto al concepto de ciudad y su visión de Santiago, conversamos con el arquitecto en la siguiente entrevista.

¿Cuál es su visión de las actuales ciudades?
Desde mi punto de vista el problema esencial que presentan las grandes ciudades actualmente es su tamaño. Para mí el término "grandes ciudades" indica algo que no anda bien, ya que un ciudadano debe identificarse con su ciudad si la puede reconocer como tal, si es capaz de sentirla en sus límites, en sus características, en aquello que le es propio y que la identifica. Y esta situación no es posible en urbes grandes.

En el caso de Santiago es necesario preguntarse si realmente un ciudadano puede sentirse "santiaguino" si vive, por ejemplo, en Pudahuel, La Florida o Lo Barnechea, que son comunas periféricas. La capital conforma un área metropolitana que es un conjunto de ciudades. Yo me identifico con Providencia, porque nací, me eduqué, trabajo y he vivido gran parte de mi vida en ella. En teoría podría no salir de mi comuna, ya que todos los servicios básicos están resueltos ahí.

Pero vivir en una gran urbe también tiene beneficios, como mayores oportunidades, por ejemplo.

Lo bueno de vivir en un área metropolitana es la amplia variedad de alternativas que se ofrecen para las actividades de la vida cotidiana, tanto para distraerse como para estudiar y trabajar. Pero eso no quiere decir que uno se transforme en ciudadano de la metrópoli. Como ya dije, Santiago es una metrópoli formada por distintas comunas, por lo que debería desarrollarse el concepto de "comuna ciudad", de manera que cada estructura urbana tenga una dimensión adecuada a su máxima eficiencia, con todos los servicios básicos para satisfacer las demandas de su población.

Es importante tener claro que más grande no es necesariamente sinónimo de mejor y muchas veces es todo lo contrario, porque si las obras tienen una medida -ya sea edificaciones, infraestructura y espacios públicos- también las ciudades deben tener una medida adecuada que permita a sus ciudadanos sentirse parte de ellas. El ideal es que estas unidades tengan todos los servicios básicos, que ofrezcan educación, salud, entretención, comercio, trabajo y, especialmente, que tenga eficientes vías de interconexión, ya que hoy en día los puntos de encuentro se producen en los lugares por donde la gente circula.


¿Hasta qué punto se cumple en Santiago el concepto de comuna ciudad?
No se cumple. Creo que este objetivo recién se está constituyendo en algunos sectores de la capital que ya tienen ciertas características, con centros de servicios, comercio y que permiten dar trabajo. En Providencia se pensó en eso y se creó a principios de los años ’80 la denominada Nueva Providencia, en el sector comprendido entre las calles 11 de Septiembre, Ricardo Lyon y sus alrededores. Este proyecto se implementó teniendo especial cuidado en que no se expandiera hacia el resto de la comuna, como ocurrió en Santiago Centro, que perdió a sus habitantes, transformándose en una comuna eminentemente de servicio y comercial, donde sólo se va a trabajar.

La mayoría de las comunas del área metropolitana adolecen de alguno de los elementos que las harían integrales. Hay aquellas que sólo son residenciales, otras que se dedican básicamente al comercio y muchas que son industriales, motivando la migración de sus habitantes y generando grandes sitios vacíos. Por ejemplo, en la comuna de Cerrillos existe un gran vacío urbano donde actualmente se encuentra el Aeródromo Los Cerrillos, que precisamente el Portal Bicentenario transformará en un nuevo barrio, que detonará el desarrollo de toda la comuna.


¿Qué medidas se están tomando para mejorar el desarrollo de cada comuna?
No existe una voluntad que permita crear unidades urbanas autónomas, como en Providencia o Las Condes. Incluso, si nos fijamos en el área metropolitana podríamos observar que las políticas de planificación del gobierno tampoco están poniendo acento en esta conformación, sino que están mirando a la capital como si fuera una enorme mancha de aceite, fijando ciertos centros de equipamiento que abarcan, por ejemplo, tres comunas, mientras que debieran ser independientes. De esta manera las unidades involucradas pierden su identidad y adquieren magnitudes desproporcionadas. Es inconcebible tener que cruzar dos o tres comunas para ir a un colegio, a comprar o a trabajar, ya que eso implica pérdida de tiempo, estrés, agotamiento y contaminación.

Es necesario desarrollar una política concreta que aumente los recintos educacionales en cada comuna, que fomente la creación de un lugar que la identifique, como un centro cívico que haga presente en el espacio urbano el gobierno local.

Diciembre 2003
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.