Viernes 7 de Agosto de 2020       •      Dólar= $789,25      •      UF=$28.660,96       •      UTM=$50.322
Susan Conger, Master en Arquitectura de la Universidad de Princeton
“Falta generar mayor diálogo entre políticos y arquitectos
para cuidar el patrimonio local”

Directora de los programas de Magíster del Illinois Institute of Technology, Susan Conger compartió con los estudiantes su experiencia desde la academia y en el campo laboral, al participar como invitada en el “Tercer Winter Workshop” que organizó la Escuela de Arquitectura de la Universidad Mayor. La profesional norteamericana es becaria de la ComisiónFullbright, Master en Economía e Historia del Arte de la Universidad de Stanford y experta en diseño arquitectónico, ahorro energético, seguridad urbana y sustentabilidad. En esta entrevista, se refiere a la participación que tuvo en el evento, su visión respecto a la capacidad de los alumnos y a la importancia del patrimonio arquitectónico y el espacio público con fines comerciales e industriales.

¿En qué consistió su participación en este Workshop?
Lo que quise mostrar a los estudiantes era la forma en que abordamos la problemática actual que existe en materia de diseño a través del estudio de los fundamentos básicos de la arquitectura y de su aprendizaje en la escuela. Poner de relieve todo aquello que tiene relación con los materiales y lo artesanal, que son elementos que constituyen una parte fundamental de esta actividad. Los detalles, grandes y pequeños, son esenciales dentro del diseño. Además, sometimos a los estudiantes a una serie de ejercicios para que pudiesen mostrar sus talentos en materia de diseño arquitectónico. Básicamente, lo que quería resaltar era el pasado histórico, los ejemplos anteriores y apreciar el valor del contexto y, desde ahí, surgir con una serie de ideas. En mi trabajo profesional, lo hago de la misma forma.

¿Qué aspectos destacaría de los estudiantes chilenos?
Resulta muy interesante ver cómo los estudiantes siguieron el plan maestro que se les dio para trabajar en este seminario. En general, respetan el statu quo y las ordenanzas establecidas y no lo ven como reglas impuestas, las cuales podrían molestarles al momento de desarrollar su creatividad. Como profesores, nuestra misión es ayudarlos a pensar e ir más allá. Eso sí, me parece más una falta de experiencia que una carencia de creatividad. Ellos, en todo caso, han demostrado ser muy abiertos, comunicativos y curiosos; les gusta preguntar y están dispuestos a trabajar con entusiasmo.

¿Qué importancia tienen estos eventos?
La importancia fundamental radica en reconocer que al estar inmersos en una gran ciudad global como Santiago, que presenta diferentes tipos y estructuras de barrios, la participación de académicos y profesionales de distintos países permite realizar una aproximación desde diferentes tipos de ángulos. Y eso es interesante, ya que implica un alto grado de colaboración, un elemento esencial para el trabajo y aprendizaje de los estudiantes. Aprender de esto y comprender las condiciones que afectan al entorno, no sólo son claves para el desarrollo profesional, sino que también en el plano social. Conocer realidades de otros países, les permitirá “sobrevivir” y vislumbrar lo que viene a futuro. Además, generar lazos de fraternidad y redes de comunicación es realmente importante para todos, lo cual en lo personal me parece fantástico.

¿Cómo se aborda la defensa del patrimonio en un país tan joven como el suyo?
Hablar de patrimonio en los EE.UU. es algo bastante difícil, ya que es justamente una nación bastante joven. Por ejemplo, qué se podría decir de una ciudad importante como Chicago, donde vivo, que prácticamente fue arrasada en su totalidad por el Gran Incendio de 1871. Me parece que hoy en día, en general el país se preocupa mucho de fomentar la arquitectura moderna, lo cual trae aparejado un concepto de eficacia que apunta al desarrollo industrial y la seguridad de la población. Es así como precisamente hoy en Chicago existe un debate en torno a la posible demolición de un gran hospital, construido en la década de los 60, que no se ajusta a los estándares que la nación exige actualmente. Mantener establecimientos de este tipo resulta costoso, pues no existe una política pública que tienda a promover la restauración arquitectónica. El aporte esencial proviene de los privados. Personalmente creo que Chile se preocupa más de cuidar el patrimonio nacional.

¿Cuál es el desafío para países nuevos como Chile y EE.UU. de cuidar su patrimonio?
Existe una de los arquitectos y los planificadores urbanos de educar a los políticos sobre la importancia de proteger el patrimonio local. Pero ello es complejo, porque en el caso de mi país, los arquitectos rehúyen la burocracia y la política; no acuden a las oficinas públicas y no logran plantear estas discusiones. Si colectivamente pudiéramos hablar de estos temas y, como en el caso de este tipo de seminarios, generar diálogos, la cosa sería diferente. Obviamente también es un tema de dinero y en EE.UU. existe un gran número de alianzas público-privadas y la inversión que generan estos últimos, poco a poco está cambiando las cosas.

Noviembre 2012
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.