Lunes 20 de Enero de 2020       •      Dólar= $770,54      •      UF=$28.328,21       •      UTM=$49.673
Viña Almaviva
Martín Hurtado Arquitectos Asociados

El encargo consistía en compatibilizar un ordenamiento simple y claro, propio de una labor industrial con el recorrido secuencial de visitas eventuales, propio de una viña boutique. Dado que cada recinto requería de diferentes tamaños y alturas, la oficina de arquitectos trabajó las cubiertas en base a una serie de curvas ondulantes que buscan armonizar su imagen exterior con el paisaje circundante, estableciendo un contrapunto con el horizonte verde de las viñas. El sistema constructivo requería ser rápido y de fácil crecimiento.

Arquitecto: Martín Hurtado Arq. Asoc., Martín Hurtado Covarrubias

Ubicación: Avda. Santa Rosa, paradero 43, Puente Alto.

Colaboradores: Esteban Undurraga Atrias, Sebastián Morandé Errázuriz

Cálculo: Hormigón: Jorge González; Madera: Mario Wagner

Constructor: Jaime Gana

Superficie construida: 4.913 m²

Año construcción: 1998


La obra


El proyecto contempló la construcción de las nuevas bodegas para la instalación en chile de una planta de elaboración de vinos primer orden, producto de la sociedad de la viña francesa Baron Phillippe de Rothschild y Viña Concha y Toro de Chile.

Tras un detallado estudio del proceso de producción a utilizar, con el objeto de definir la secuencia lógica de labores involucrada, se planteó una espina central de servicios y circulación interna que establece un recorrido peatonal longitudinal que comunica directamente las bodegas con las oficinas ubicadas en el petit chateaux existente, más una serie de naves laterales de recorrido transversal con un sentido de crecimiento lineal, que albergan las distintas áreas productivas del programa.

El esquema general del proyecto buscó compatibilizar un ordenamiento simple y claro propio de una labor industrial, con un recorrido secuencial directo y elegante de un visitante eventual, propio de una viña exclusiva e innovadora en su proceso de vinificación, incorporando dentro del diseño la facilidad de crecimiento por etapas, asegurando que en todo momento la obra funcionara y se viera como una total. Si bien las alternativas estudiadas permitían distintas combinaciones y juegos espaciales de perspectivas quebradas, interesantes en términos expositivos, se optó por la más estrictamente lógica y secuencial de manera de optimizar los recursos constructivos y privilegiar las labores industriales.


Diseño


El problema era cómo construir con técnicas actuales y modernas las bodegas de vinos que tradicionalmente se han asociado a imágenes de arquitectura clásica y tradicional.

Si la alianza estratégica de ambas viñas buscaba complementarse y optimizar mercados en una nueva aventura comercial, se estimó que ello debía quedar reflejado en una arquitectura de imagen fuerte y vigorosa que representara el nuevo empuje y vitalidad que anima a ambas viñas, con una imagen rotunda y austera, en base a materiales nobles de una bella y cálida expresión en el tiempo. En este contexto, se privilegió el uso de la madera, un aliado siempre presente en el proceso de producción del vino.

Las nuevas bodegas deberían ser sólo un respaldo, un marco de fondo, extendiendo el pequeño parque que rodea al petit chateaux existente, con una forma noble y simple, dejando tras de sí las labores más industriales. Dado que cada recinto requería diferentes alturas para su funcionamiento, se trabajó los techos en base una serie de curvas ondulantes que buscan armonizar su imagen exterior con el paisaje natural circundante, como también forzar las perspectivas interiores de las naves con el objeto de acentuar su carácter de interioridad.

Se planteó un sistema constructivo en base a un esqueleto soportante de marcos de madera laminada prefabricada montados sobre fundaciones y zócalos de hormigón, con pisos de radier afinado y baldosas de alto tráfico con canaletas de evacuación de aguas.

La nave central de las cuvas de vinificación mas la mesanina y la sala de embotellación, son de hormigón con el objeto de facilitar las labores húmedas que albergan y su mantención en el tiempo. Los revestimientos interiores y exteriores de tabiques y cielos del resto de las naves son de placas de madera terciada tinglada alternando acabados de terminación según su función. Las cubiertas son de planchas de zincalum industriales pre curvadas. Todas las tabiquerías perimetrales tienen una aislación térmica en base a aislapol sellado con poliuretano expandido que asegure las temperaturas medias interiores requeridas en cada recinto. El objetivo era utilizar un sistema mixto que permitiera adecuarse a los requerimientos propios del programa.

Noviembre 2012
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.