Miércoles 12 de Agosto de 2020       •      Dólar= $790,49      •      UF=$28.661,88       •      UTM=$50.322
Guillermo Jullian, Arquitecto
y discípulo de Le Corbusier
“Extraño el trabajo
intuitivo que se realizaba
durante mi generación”

Desde fines de Agosto se encuentra en nuestro país el discípulo y brazo derecho de Le Corbusier, Guillermo Jullian, quien decidió donar todo su archivo de documentos, planos y dibujos a la Pontificia Universidad Católica de Chile. El destacado profesional está impartiendo clases de Taller a alumnos de los últimos años de la carrera de Arquitectura de este plantel y participará en el proyecto arquitectónico OCHOALCUBO, emplazado en Marbella.

¿Cómo llega a trabajar con Le Corbusier?
Una vez que egresé de la carrera, en la Universidad Católica de Valparaíso, fue cobrando fuerza la idea de viajar a Francia y trabajar con este gran maestro. Así, me embarqué en un carguero y tras dos meses de viaje llegué a Europa, a la edad de 28 años, iniciando un recorrido por diversos lugares con el fin de interiorizarme del trabajo de Le Corbusier, padre de la arquitectura moderna. En ese contexto, visité la casa de su madre, que, coinci-dentemente, cumplía ese día 100 años de edad, y tiempo después envié una carta a su hijo, manifestándole mi deseo de trabajar con él, aspiración que tuvo acogida luego de unos meses.

"Tu es le petit chilien", me dijo cuando nos encontramos por primera vez, haciendo alusión a la visita realizada a su madre, palabras que dieron paso a una cordial y larga relación alimentada por una constante creación artística.

¿Qué significó esto en su vida?
Esta experiencia de vida me marcó profundamente, pues, más allá de lo profesional, que sin duda fue extraordinario, recibí muchas influencias del entorno, pues llegué a Europa en una época muy intensa, de revolución de los estudiantes, movimiento hippie, nueva música y cambios culturales. Llegar a Europa y trabajar con Le Corbusier fue la plataforma para trabajar junto a él en importantes proyectos, tales como el Estadio de Bagdad en Irak, el Visual Art Center en Estados Unidos, el Centro de Cálculo Electrónico de Olivetti en Milán y el Hospital de Venecia, entre otros.

¿Por qué decidió volver a Chile?
Tras permanecer cerca de 17 años en Estados Unidos junto a mi mujer, la arquitecta Ann Pendleton, período durante el cual di clases en prestigiosas universidades, decidí volver a Chile motivado por varias razones, entre las cuales estaban donar mi archivo de documentos, planos y dibujos a la Pontificia Universidad Católica de Chile. Si bien estudié en Valparaíso, es el Centro de Investigación Sergio Larraín García Moreno el que cuenta con la preparación necesaria para conservar este aporte cultural.

¿Qué opina del proyecto OCHOALCUBO?
Me parece muy interesante, ya que reúne a ocho destacados arquitectos de distintas generaciones e ideas, que realizarán un proyecto cada uno, integrando distintas casas en Marbella, en un espectacular lugar situado entre bosques de pinos.

¿Cuál es su percepción de los actuales arquitectos chilenos?
Creo que existen buenos profesionales, sin embargo extraño el trabajo intuitivo que se realizaba durante mi generación. En mi época, además de la necesaria creatividad, existía mucha inocencia y juego. Hoy, en cambio, los profesionales trabajan más bien en torno a una idea desarrollada y clara. Considero que la arquitectura es una expresión de vida y por eso, en mi caso, en mi obra de alguna u otra manera se han hecho presentes mis vivencias. Como dijo Neruda, yo "Confieso que he vivido" y que tomo la vida como viene, espontánea y entusias-tamente ante cada nuevo desafío.

Diciembre 2004
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.