Sábado 8 de Agosto de 2020       •      Dólar= $789,25      •      UF=$28.660,04       •      UTM=$50.322
Juan Carlos León,
Gerente General de CDT
“La falta de sistemas de gestión es la principal falencia del sector”

Dependiente de la Cámara Chilena de la Construcción, la Corporación de Desarrollo Tecnológico es el brazo técnico de la entidad gremial. Como Gerente General de las actividades y programas de CDT, Juan Carlos León tiene un sitial privilegiado para evaluar la evolución de diversas facetas del sector Construcción. Revista “EMB Construcción” conversó con el ejecutivo para conocer su diagnóstico de la industria, sobre la adopción de nuevos sistemas constructivos y las tendencias que están marcando el paso de la actividad.

¿Hacia qué áreas están dirigiendo el trabajo de la Corporación?
El año pasado con el Sistema de Benchmarking, nos dimos cuenta que todavía no existe una cultura de medición en las empresas constructoras. La implementación de un sistema de este tipo requiere una maduración importante de las organizaciones, porque implica poner en marcha metodologías de recopilación y monitoreo de indicadores de desempeño. Asimismo, muchas compañías no tienen sistemas formales de gestión y, en relación a otros países, ésta es la principal falencia del sector, existiendo una brecha importante. Por esta razón, estamos impulsando la implementación de sistemas de gestión de calidad en el sector.

¿Qué medidas están tomando al respecto?
Si bien no somos consultores directos, articulamos las necesidades de las empresas, las reunimos y las ayudamos a seleccionar al mejor asesor para trabajar con otras compañías de manera asociativa. De este modo, hay más de 50 empresas trabajando para implementar sistemas de gestión de calidad, principalmente la ISO 9000.

En el uso de tecnologías para la Construcción, ¿cuál es el estado de la industria nacional?
Las tecnologías tradicionales ya están en Chile. Otros productos no entran con fuerza, porque tenemos estándares de vida menos exigentes, pero artículos con terminaciones para un mayor confort, como los termo-paneles, ya se están haciendo más populares, porque las personas están valorando más sus ventajas e incluso hay una nueva reglamentación del tema térmico. Entonces, a medida que hay una mayor preocupación, las nuevas soluciones van entrando. No sacamos nada si la aplicación de nuevos conceptos resulta encareciendo el inmueble de manera excesiva.

¿Esto se debe al tamaño del mercado?
Sí. No existe el mercado suficiente para rentabilizar la utilización de tecnologías más caras. Por ejemplo, actualmente se están construyendo en el país muchos túneles con los métodos tradicionales, pues Chile no es un mercado que permita sustentar económicamente una inversión de mayor magnitud, como una máquina tune-lera.

Otro ejemplo está en el uso de grúas; mientras en Europa se pueden ver varios de estos equipamientos trabajando en un edificio, el estándar nacional es una grúa por sitio en construcción.

¿Influye también el bajo costo de la mano de obra nacional?
Sí, en gran medida. Traer nuevas tecnologías, puede resultar poco rentable con los costos de mano de obra que se manejan en el país. Por ejemplo, para la instalación de los pilotes en la Costanera Norte se evaluó el uso de maquinaria especializada, que ya está disponible en el país, pero se optó por hacerlo a mano, al estilo de los piques mineros. No obstante, hay varios factores que están cambiando el escenario.

¿En qué sentido?
La poca flexibilización en la contratación de mano de obra y las trabas administrativas para despedir un trabajador o para reducir sus horas de trabajo, entre otros, son factores que provocan que las empresas analicen con mayor interés el uso de soluciones tecnológicas en vez de la contratación de mano de obra.

Por otra parte, la subcon-tratación también está creciendo fuertemente. Como en cualquier economía importante, ya existen en Chile grandes empresas dedicadas principalmente a la gestión de proyectos de construcción, que subcontratan a compañías más pequeñas para la ejecución de la obra. Antiguamente, la mayoría de los trabajos eran realizados "in-house", es decir, por trabajadores contratados directamente por la empresa. Ahora, hay una fuerte migración hacia la subcontratación, hacia el concepto de contratista general.

Los grandes proyectos han atraído a grandes compañías internacionales que traen la expertise de manejar proyectos de gran envergadura y diferentes modalidades de financiamiento.

¿Cómo ha afectado esto a las Pymes?
Han ido apareciendo empresas que se dedican a áreas específicas, potenciando su especialidad. No obstante, esto ha revelado las debilidades existentes en capacidad de gestión de la industria nacional, sobre todo en las Pymes. Estas últimas todavía son compañías muy informales y falta que se profesionalicen, que se transformen en empresas con sistemas de gestión básicos, que cumplan con sus obligaciones laborales y que puedan entregar un servicio según estándares de calidad satisfactorios. Esta área de trabajo es un eje que ha planteado el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, llamado "Programa de Desarrollo Empresarial", y que apunta a mejorar la gestión de las Pymes en la Construcción. En ese sentido, una de las iniciativas se refiere a implementar un sistema de gestión evolutivo, que certifique las competencias de las empresas y los diferencie dentro del mercado.

Las grandes empresas tienen un camino llamado ISO 9000 que posteriormente lleva a certificaciones medio-ambientales y de seguridad laboral, representadas por la ISO 14000 y la OHSAS 18000, respectivamente. Pero para una Pyme, ese es un sendero que sigue siendo muy lejano por los costos que implica.

Enero 2005
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.