Lunes 16 de Septiembre de 2019       •      Dólar= $711,59      •      UF=$28.022,39       •      UTM=$49.033
José Pedro Campos,
Director Ejecutivo Instituto
de la Construcción
“La segunda etapa
de reglamentación térmica
de la vivienda elevará la
calidad de vida”

Próximamente será publicada en el Diario Oficial la segunda etapa de la reglamentación térmica de las viviendas, correspondiente al aislamiento de muros, pisos y ventanas. Entre otros objetivos, esta nueva modificación a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones apunta a elevar la calidad de vida de los moradores de una casa o departamento, teniendo cobertura nacional y carácter obligatorio. En la siguiente entrevista nos interiorizamos un poco más respecto de sus alcances y ventajas, así como también de los pasos que vienen en materia de certificación energética de estas construcciones.

¿Cuáles son los principales aspectos de esta nueva regulación y que implicará?
Considerando que desde el 1º de Marzo del 2000 opera en el país la reglamentación relativa al necesario aislamiento térmico de techumbres, esta nueva modificación relativa a muros, pisos y ventanas viene a complementar el trabajo en esta área, quedando ahora regulados todos los elementos de la envolvente de la vivienda.

Al establecerse que en cada una de las siete zonas climáticas en que se ha dividido el país se debe cumplir con cierto comportamiento térmico, seguramente habrá cambios en algunas de ellas, en cuanto a los sistemas constructivos a utilizar en los muros y en aquellos pisos que estén sobre pilotes. En cuanto a las ventanas, probablemente en algunos casos deberá reducirse su tamaño o bien colocarse doble vidriado hermético.

¿Qué objetivos persigue esta segunda etapa?
El primero de ellos es elevar la calidad de vida de los moradores a través de un mejor confort térmico, el que a su vez deriva en diversos beneficios, tales como menos enfermedades, mayor durabilidad de la casa al disminuir la condensación y menor contaminación intradomiciliaria.

Un segundo objetivo es optimizar y/o reducir el uso de combustibles, lo cual es clave en medio de la crisis energética que se observa en la actualidad, en tanto que el tercero, apunta a estimular la actividad productiva, académica e industrial, considerando la diversidad de productos existentes hoy en el mercado, destinados a brindar ahorro de energía y mejor confort térmico.

¿Cómo han trabajado para hacer viable esta reglamentación?
Si bien el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo y la Comisión Nacional de Energía han sido actores importantes en esta modificación, por primera vez e inéditamente, esta reglamentación ha sido elaborada por el sector privado de la construcción y las instituciones que lo representan, lo cual es una gran innovación.

Con esta fórmula hemos logrado viabilizar esta segunda etapa en términos técnicos, económicos y sociales, de manera de que sea verdaderamente factible su aplicación. En este esfuerzo participaron industrias de cementos, ladrillos, hormigón celular, aislantes y muchas otras, además de la Cámara Chilena de la Construcción y los colegios de Arquitectos, Constructores e Ingenieros.

Por otra parte, esta reglamentación ha sido extremadamente ajustada a la realidad nacional, lo cual también potencia su viabilidad.

¿Existe conocimiento entre las constructoras de esta modificación a la Ordenanza?
A mi juicio, existe conocimiento en el sector respecto de los cambios que se han ido introduciendo a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción en lo que se refiere al aislamiento térmico de una vivienda.

Desde que el MINVU estableció en 1994 un programa de reglamentación en torno a este tema, que partió con las techumbres, han pasado varios años, en los cuales el Instituto de la Construcción y otras instancias han efectuado una fuerte difusión. Lo mismo ha ocurrido con la segunda etapa referente a muros, pisos y ventanas, por lo que la evaluación es positiva en este sentido.

Cabe agregar que, una vez publicada en el Diario Oficial, esta segunda etapa de la reglamentación térmica entrará en vigencia luego de un año, dando a las empresas e industrias del área el tiempo necesario para que se preparen adecuadamente para su cumplimiento.

¿En qué consiste la etapa siguiente de certificación energética?
Esta tercera etapa involucra a las anteriores y se relaciona con la certificación energética del comportamiento global de la vivienda.

En términos generales, se establece la demanda de energía máxima, que a grandes rasgos es el requerimiento de energía anual teórico bajo ciertos parámetros de cálculo. Si bien la base de esta etapa se encuentra bastante desarrollada con la colaboración de expertos europeos, es necesaria su reactualización y diseño final.

Julio 2005
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
MERCADO DE PISOS INDUSTRIALES: La unión que hace la fuerza
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.