Sábado 7 de Diciembre de 2019       •      Dólar= $778,44      •      UF=$28.274,85       •      UTM=$49.623
Obras de infraestructura
¿Qué viene después del boom de las grandes concesiones?

Las obras de infraestructura llevadas a cabo desde el año 2002 en adelante marcaron un hito. Nunca antes fue tan dinámico el desarrollo de carreteras urbanas e interurbanas, ni tan masivos los conceptos autopista y carreteras express. Por eso hoy -una vez concretados los megaproyectos de infraestructura- cualquier otra iniciativa parece pequeña, lo que sumado al retraso de algunas obras estatales ha hecho disminuir la velocidad del crecimiento de la infraestructura. Pero, los expertos aseguran que lo que viene por delante es muy interesante, especialmente en lo que respecta al desarrollo de proyectos en el área energética, minera y de servicios, que deberían activarse dentro de un año o dos. Sobre las obras de infraestructura, su crecimiento y evolución, conversamos con destacadas empresas constructoras, en el desayuno organizado por Revista EMB Construcción.

Alejandro Dlugoszewski,
SKANSKA
Rafael Mery,
BESALCO CONSTRUCCIONES
Sergio Casas-Cordero,
BESALCO CONCESIONES
Carlos Correa,
INSTITUTO CHILENO DEL HORMIGON
Fabio De la Fuente,
DRAGADOS
Germán Rojas,
DELTA
Pedro Mazo,
ICAFAL
Cesar Gómez,
SACYR
Alejandro Loaiza,
BESALCO CONSTRUCCIONES
Joaquin Marcó,
SALFACORP

Sin duda, nuestro país ha experimentado un crecimiento muy importante y positivo de la infraestructura, primordialmente en el área vial. En ese sentido, Alejandro Dlugoszewski, Gerente de Propuestas de Skanska, indica que respecto a los países de la Región "Chile es líder en infraestructura concesionada". Y es que el actual modelo de la infraestructura vial del país, en base al diseño de una gran troncal, es catalogado por los especialistas como muy acertado, principalmente por la posibilidad de crecimiento a largo plazo.

Según Rafael Mery, Gerente Comercial de Besalco Construcciones, los beneficios de las obras viales son evidentes. "Paralelamente se han desarrollado concesiones en el área carcelaria, que a pesar de haber enfrentado algunos problemas se están materializando también, y hay grandes expectativas de empresas locales y extranjeras por participar en esos negocios", indica el ejecutivo.

 

Una pausa en la gran infraestructura

Lentitud respecto del dinamismo de los años anteriores. Esa es la sensación que prima hoy en el mercado de la infraestructura, especialmente en relación a la alta velocidad con que se ejecutaron hace muy poco grandes concesiones viales, aeropuertos y obras sanitarias.

En opinión de Sergio Casas-Cordero, Jefe de Proyectos de Besalco Concesiones, las obras importantes se hicieron muy rápido. "Fue como empezar por comerse el corazón de la sandía, y ahora lo que queda son algunos caminos secundarios en el Norte", asegura. Uno de ellos es la ruta La Serena-Caldera, de la que aún no hay claridad respecto a cuándo comenzará. Como indica Carlos Correa, Jefe del Area Pavimento del Instituto Chileno del Hormigón, porque en el caso de la infraestructura vial interurbana los proyectos de mayor tránsito -y los más atractivos desde el punto de vista económico- ya se concesionaron.

El desafío hoy, según Carlos Correa, es mantener operativa la red de caminos interurbanos de tránsito medio a bajo. Respecto al área urbana, para este ejecutivo la situación no es muy distinta. "Todas las carreteras de alto tránsito están en vías de concesión y mantendrán un estándar adecuado de circulación mientras dure el contrato. Ahora, el gran desafío es la red vial a cargo de las municipalidades; todas las calles y avenidas, lo que implica trabajar para planificar cómo hacerle frente", asegura.

En especial el 2006 ha sido distinto a los años anteriores también producto de las dificultades que han tenido algunos proyectos para llegar a término, en cuanto a presupuestos y plazos. A juicio de Fabio De la Fuente, Jefe de Estudios de Dragados, la nueva administración quiso ordenar la casa y se detuvo el movimiento que había. "Sin embargo, también es cierto que en licitaciones de infraestructura menor -de inversiones del orden de 4 a 5 millones de dólares- ha habido un gran llamado, lo que contrasta con las grandes que este año son prácticamente cero", indica.

A pesar de que en Chile existen planes trianuales y cuatrianuales de desarrollo de infraestructura, suelen producirse ciertas dicotomías entre los proyectos y el recambio presidencial. Cambia la velocidad de ejecución de acuerdo a las prioridades de las autoridades y a la disposición de los fondos de financiamiento.

 

Tecnología, capacitación y productividad

Junto con imprimir velocidad al ritmo del mercado, el desarrollo de las obras de infraestructura ha traído de la mano un escenario propicio para la implementación de nuevas tecnologías. Una consecuencia lógica en opinión de Rafael Mery, principalmente porque a juicio del ejecutivo, "las nuevas tecnologías permiten tener ahorros, aumentar la productividad y asegurar un mayor nivel de calidad en las obras".

Respecto a nuevas tecnologías, el Instituto Chileno del Hormigón está trabajando intensamente para introducir hormigones con color para uso urbano, específicamente para el Transantiago, de manera de separar las pistas de tránsito de transporte público mediante diferencias de color y entregar, como indica Carlos Correa, "mayor seguridad y una señalización más eficiente".

A nivel profesional, el auge del mercado de la infraestructura también ha permitido que los profesionales ligados a este mercado se especialicen y adquieran una vasta experiencia. El problema está, a juicio de los ejecutivos, en quienes recién egresan de las universidades, por la gran disociación que aún existe entre el mundo universitario y el mundo empresarial; muy poco integrados todavía.

Según Germán Rojas, Ingeniero Administrador de Obras de Delta, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad, antes el MOP tenía mucha injerencia en la formación de profesionales, constituyéndose para muchos en una gran escuela. Hoy, en cambio, la formación práctica debe ser también una responsabilidad de las empresas constructoras, consultoras y proyectistas.

El desarrollo de las obras de infraestructura también ha hecho necesario aumentar la inversión para la capacitación de la mano de obra. Y es que como indica el Gerente Comercial de Besalco, "el hecho de usar tecnologías innovadoras en la construcción, y los mismos equipos que se utilizan, requiere de capacitación constante, lo que también aumenta la rentabilidad del negocio".

Según Pedro Mazo, Jefe de Estudios División Vial de Icafal, en la empresa se inició un proceso de capacitación hace unos años atrás, "a partir del cual le hemos dado al tema la importancia que merece y ya estamos viendo los frutos de esa inversión, porque la gente capacitada trabaja en torno a objetivos definidos, que hacen que su trabajo sea mucho más eficiente y productivo".

 

En busca de la continuidad en las obras

La tarea de modernizar cada vez más los organismos que participan en la articulación de los proyectos de infraestructura, ha sido tomada por la Cámara Chilena de la Construcción como un objetivo primordial. Se está trabajando para mejorar la continuidad de los proyectos, lo que en opinión de Rafael Mery implica que el Estado tiene que seguir madurando como contraparte para desarrollar más infraestructura con participación de privados.

Según Pedro Mazo, actualmente están en estudio numerosas ideas privadas que esperan por ser licitadas. El problema es, a juicio de Fabio De la Fuente, que se pide que los proyectos se rentabilicen solos, pero no todos tienen un nivel de demanda como el de las nuevas autopistas, por ejemplo. Pero no por eso no son importantes o urgentes. "Hace falta que el MOP le dé cabida también a proyectos que no necesariamente estén dentro del concepto de concesiones, como infraestructura deportiva, entre otras, que es muy escasa en nuestro país. No hay una apertura a ideas privadas para inversiones del fisco, mientras que hay un gasto en infraestructura social que está pendiente", señala el ejecutivo de Dragados.

A pesar de estas tareas pendientes, el futuro inmediato se ve promisorio para el mercado de la infraestructura y sus actores. En este sentido, Carlos Correa indica que las grandes necesidades e inversiones van a ser en mantenimiento; un aspecto que a su juicio de la autoridad ha destacado como muy importante en el corto y mediano plazo. Asimismo, Rafael Mery señala que prontamente se pondrán en marcha grandes proyectos en el sector energético, minero y de servicios, que deberían reactivar al sector a partir del 2008.

Las empresas constructoras -para quienes sin duda el mercado de la infraestructura es el más importante- miran el futuro con optimismo. Las alientan los grandes proyectos energéticos y mineros en carpeta, así como importantes iniciativas inmobiliarias asociadas a obras de infraestructura. Todo apunta a que la desaceleración de estos meses no es más que una pausa; un pequeño ‘lapsus’ antes de volver a retomar el ritmo acelerado de la construcción de obras civiles.

Noviembre 2006
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.