Martes 19 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $785,26      •      UF=$28.139,99       •      UTM=$49.229
vd1.jpg (6477 bytes)
Por Vicente Domínguez Director Ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios.
COLUMNA
Los permisos de edificación Un derecho y no una mera expectativa

En el último tiempo, hemos presenciado cómo la Contraloría General de la República ha emitido dictámenes, que por una parte, intentan derribar permisos de edificación válidamente otorgados, y que por otra, procuran sentar las bases sobre las cuales debe estar cimentada la política urbana del país. Estos pronunciamientos han sido impulsados por grupos interesados de opinión, cuyas posiciones, por su falta de fundamento, no han sido acogidas por las autoridades administrativas o los Tribunales de Justicia.

Una inestabilidad nociva

Este actuar de la Contraloría es extraordinariamente grave, ya que genera una suerte de inestabilidad de los permisos de edificación que hasta ahora nunca se ha cuestionado, transformándolos en meras expectativas, lo cual trae consecuencias impredecibles para la industria inmobiliaria y de la construcción, particularmente para su financiamiento. ¿Cual sería la reacción de los bancos o instituciones financieras si los permisos fueran meras expectativas ¿Quién financiaría? Y si hipotética-mente fueran financiadas, ¿a qué costo serían?

Adicionalmente, esta postura también se presta para la creación de la industria del chantaje en estas materias, lo que ya incipientemente se está dejando ver.

Es importante aclarar que el otorgamiento de los permisos de edificación es atribución exclusiva de las Direcciones de Obras Municipales, y en su defecto, de las Secretarías Regionales Ministeriales de Vivienda y Urbanismo. En ambos establecimientos, los permisos de construcción son revisados exhaustivamente, siendo sólo aprobados aquéllos que cumplan con todas las leyes de urbanismo, construcción, medio ambiente, transporte, etc.

De este modo, los permisos de edificación desde su otorgamiento, se incorporan al patrimonio del propietario del bien raíz como un derecho, por el tiempo que la misma resolución de otorgamiento señale, siendo inmodificables por la autoridad que los emitió. Cualquier otra autoridad estatal que afecte los términos en que dicho acto ha sido extendido, debe indemnizar los daños que le cause al propietario.


Respetando competencias

Es por estas razones que llama poderosamente la atención que la Contraloría General de la República busque hoy asumir las competencias que los Tribunales tienen para resolver los conflictos que existan, pretendiendo dejar sin efecto permisos válidamente otorgados. Ello no obsta para que mantenga la facultad que le es propia, al hacer observaciones de forma a los actos de la administración y de sancionar al funcionario que haya resuelto con infracción de la ley.

Esto acaba de ocurrir con los proyectos del Estadio Santa Rosa de la Universidad Católica y el del Colegio de los Sagrados Corazones de Viña del Mar en el Valparaíso Sporting Club. En ambos casos, los fallos de la Corte Suprema y de la Corte de Apelaciones han establecido que no es sensato que la Contraloría entre a calificar la legalidad de fondo de todos los asuntos que pasan por su revisión, pues ello lo transformaría en un supra organismo.

Es de esperar que ante esta claridad, la Contraloría General de la República tome nota de la jurisprudencia del más alto Tribunal y concentre su actuación en lo que le es propio.

Septiembre 2006
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.