Jueves 12 de Diciembre de 2019       •      Dólar= $769,33      •      UF=$28.292,61       •      UTM=$49.623
Iluminación de emergencia
Luz sin límites
d1000.jpg (14140 bytes)

En un país sísmico como Chile, resulta al menos incomprensible que no se le dé a la iluminación de emergencia una alta importancia. Afortunadamente, desde hace algún tiempo la atención sobre el tema ha aumentado; la norma que entró en vigencia hace dos años le ha dado algo de la notoriedad que merece y los nuevos proyectos en el mundo de la construcción -especialmente aquéllos que comenzarán durante el 2007- se muestran abiertos a incorporar estos sistemas. Acerca de la seguridad que aportan los equipos de iluminación de emergencia, de las exigencias de la normativa actualmente vigente y de su incorporación a todo tipo de construcciones, conversamos con destacados proveedores, en el desayuno organizado por la Revista EMB Construcción.

Mario Cuevas,
Flores & Kersting
Cecilia Mendoza,
Kolff
Paulina Barría,
Eecol Electric
Carlos Petersen,
Luminex Chile
Cristian González,
Dreamline
Christian Moya,
EMELTA
Gastón Flores,
Magal Electrónica

El sector minería es uno de los que lidera la lista de las empresas que han incorporado sistemas de iluminación de emergencia en sus instalaciones. Esto se explica, según Mario Cuevas, Product Manager de la línea de Iluminación de Flores & Kersting, porque en la industria en general, y principalmente en la actividad minera, la seguridad es un tema relevante y altamente sensible, a diferencia de lo que ocurre en otros sectores.

En el área de la construcción y de las instalaciones, por ejemplo, Cecilia Mendoza, Gerente de Producto de Iluminación de Emergencia de KOLFF, indica que afortunadamente se está aplicando la norma con mucha más intensidad que antes, especialmente porque todos los nuevos proyectos se están acogiendo a ella.

 

La iluminación bajo norma

La norma NCh.4/2003 vigente desde Diciembre del 2004, se refiere en los capítulos 11 y 14 a la iluminación de emergencia. En ellos define en qué consiste, en qué recintos debería considerarse, en qué lugares debe estar ubicada y ciertas condiciones mínimas que debe cumplir. Asimismo, se hace referencia al tema de las baterías y de los sistemas de respaldo con que tienen que operar estos equipos.

La reglamentación se refiere a tres tipos principales de iluminación de emergencia: anti-pánico, evacuación y trabajos peligrosos. Indica que la iluminación de emergencia no debe tener una autonomía menor a una hora y media, y que las orientadas a anti-pánico y evacuación deben estar siempre en los lugares de acceso a público. En el caso de los equipos de emergencia para trabajos peligrosos, la autonomía no puede ser inferior a tres horas.

Específicamente, según explica Paulina Barría, Arquitecto Lighting Product Manager de EECOL Electric, la norma señala que deben utilizarse estos sistemas en todo lugar que sea usado por más de 25 personas durante más de 15 minutos. "Lo que define, prácticamente, la condición de cualquier lugar público", indica. En opinión de la profesional, lo rescatable es que actualmente se le da mucha más importancia a la iluminación de emergencia que antes. "Me ha tocado trabajar con un gran número de diseñadores de iluminación, todos tienen muchas inquietudes al respecto y se muestran muy interesados", afirma.

El único ‘pero’ de la reglamentación -que toma la parte fundamental de las normas internacionales- es que sólo exige su cumplimiento a las edificaciones nuevas, o a partir de las modernizaciones de instalaciones antiguas, y no a toda construcción en uso. A juicio de Carlos Petersen, Gerente General de Luminex Chile, "es fundamental que exista una reglamentación que se haga cumplir. Está en manos del instalador del sistema el respetar o no la ley, pero algunos cumplen mientras que muchos otros no, y como afortunadamente no siempre ocurren accidentes ni se producen grandes incendios, es una situación que no se conoce".

 

Hacia el perfeccionamiento

A pesar de que el rubro de la iluminación, en general, goza de muy pocos especialistas, poco a poco está tomando fuerza. Hoy, como señalan los entendidos, se llevan a cabo muchos más proyectos de iluminación que hace algunos años. En este sentido, Cristian González, Product Manager de Dreamline, afirma que en lo que se refiere a iluminación de emergencia en el área de la construcción, la gran mayoría de las empresas está acogiendo la normativa. Sin embargo, existe, según él, mucha desinformación al respecto, "incluso hay desconocimiento de la gente que está a cargo de tomar las decisiones, lo que define un desafío importante que como empresas proveedoras deberíamos abordar".

Para Cecilia Mendoza, una manera de aminorar esta deficiencia es involucrarse en los proyectos desde el principio, y estar en permanente contacto con el proyectista, el prevencionista y el arquitecto, para que ningún detalle sea dejado de lado y, asimismo, como una forma de proteger el prestigio de la marca y el éxito del proyecto.

Es justamente la desinformación respecto a la iluminación de emergencia, la que ha jugado en contra de la protección de un concepto vital dentro de estos sistemas: el mantenimiento de los equipos. A juicio de Paulina Barría, es importante que las empresas sepan que no basta sólo con instalar equipos de iluminación de emergencia, "y que hay sistemas que involucran autotest, o sistemas de mantención centralizada, que permiten a un operador -que puede estar alejado físicamente- tener el control de todas las luminarias de emergencia en algún recinto. Incluso, existen sistemas que pueden controlar más de mil luminarias".

El problema, como indica la ejecutiva de EECOL Electric, es que en ocasiones son tantos los equipos involucrados, ubicados en lugares inaccesibles a veces, que no hay quien haga la mantención de ellos, lo que provoca que cuando se requiere que el equipo entre en operación, falle.

Es indispensable, en opinión de Mario Cuevas, considerar que los sistemas de iluminación de emergencia deben cumplir con ciertos requisitos, entre ellos, ofrecer muy buenas prestaciones, gozar de libre mantención si es posible y contar una garantía de 5 años. Y es que como indica el profesional de Flores & Kersting, "un equipo de iluminación de emergencia, de cierto nivel, características y precio, debe poder ser instalado y garantizar su funcionamiento por un lapso amplio de tiempo".

 

El futuro de la iluminación de emergencia

A mediano plazo, todo apunta a que los equipos sean menos invasivos, manteniendo la eficiencia y aumentando su capacidad y autonomía. Esto permitiría, como indica Paulina Barría, que los arquitectos venzan sus prejuicios en torno a que los sistemas de iluminación de emergencia pudieran interferir con la estética y el diseño de los espacios y ambientes.

En este sentido, existen a disposición del mercado, según explica Cristian González, ampolletas autoenergizadas que se adhieren a los apliqués, por ejemplo, alimentadas con baterías que aseguran la autonomía exigida por la norma. También están disponibles, como señala Mario Cuevas, lámparas de emergencia para la minería; linternas con diferentes aberturas de haz y una duración de hasta 15 horas, con baterías de 24 amperes.

Asimismo, se ha consolidado una clara tendencia a la disminución de la potencia en torno a mejorar el consumo de energía. En ese sentido han tenido mucha importancia las luminarias leds, ideales para algunas aplicaciones. Justamente, Carlos Petersen señala que se han dirigido las mejoras introducidas a los sistemas de iluminación de emergencia, porque aunque los leds aún no tienen un uso universal -y por el momento se están aplicando con mucho éxito como señal ética- están evolucionando y no va a pasar mucho tiempo hasta que sean aplicables como fuente de iluminación general.

Antes de comprar equipos de iluminación de emergencia, los especialistas recomiendan discriminar entre aquéllos que cumplen con la norma chilena en cuanto a su duración y los que no, no dejarse llevar sólo por la información que está escrita en un catálogo -porque en ocasiones resulta no ser fidedigna- y estar conscientes de la responsabilidad que tienen las personas a cargo de diseñar un sistema de iluminación de emergencia. Y es que según concuerdan los proveedores de este mercado, tan importante como asegurar una iluminación ininterrumpida, lo es garantizar la seguridad de las personas que trabajan o visitan una instalación.

Enero 2007
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.