Inicio
Facebook
Twitter
Lunes 23 de Octubre de 2017         •         Dólar= $631,11         •         UF=$26.648,67         •         UTM=$46.786

El acero en la construcción
A la conquista de la demanda
d1000.jpg (16236 bytes)

Tabúes como que el acero es caro, que se oxida en contacto permanente con el agua y que se derrite con el fuego, son algunos de los mitos que los proveedores de este noble material están tratando de derribar. A cambio, destacan sus fortalezas. Versatilidad y rapidez en la construcción, flexibilidad arquitectónica y, sobre todo, sus ventajas en cuanto a su posibilidad de prefabricación, con importantes ahorros en cuanto almacenamiento y tiempo de ejecución en obra. Muchas fortalezas para dar en un blanco bien definido: aumentar la demanda y el consumo del acero en la construcción de viviendas y edificios. Sobre el comportamiento de la demanda de este material constructivo, sus proyecciones al alza y sus aplicaciones, conversamos con destacados actores del sector, en el desayuno organizado por Revista EMB Construcción.

Juan Carlos Gutiérrez,
ICHA
Luis Morales,
Aceros Hochschild
Ana Silva,
Carlos Herrera
Joaquín Alvarez,
Cintac

A pesar que los 114 kg de acero per cápita registrados en Chile el 2006 no parecen ser una mala cifra en comparación con países como Brasil, por ejemplo, donde el consumo es de 150 Kg, el acero aún no alcanza la masificación que está buscando. La cifra de consumo per cápita es gruesa para nuestro país, lo que se explica a juicio de Juan Carlos Gutiérrez, Ingeniero Civil del Instituto Chileno del Acero, ICHA, por el gran uso que se hace del material en grandes proyectos mineros e industriales. "El mayor desarrollo de proyectos en el área industria ha generado más demanda por importación de acero, lo que lleva de la mano proyectos anexos, que han hecho que aumente el consumo de aceros complementarios. Lo que es muy positivo, por cierto", asegura el profesional.

Según cifras del sector, en Chile, durante el primer semestre, el consumo del acero alcanzó poco más de un millón de toneladas, lo que hace proyectar a los expertos que el 2007 culminará con un consumo cercano a las 2 millones de toneladas, cifra muy similar a los resultados que se observaron durante el año anterior. Y es muy probable, aseguran los entendidos, que este escenario y estos números se mantengan invariables durante los próximos dos años. ¿Cómo se explica este statu quo? Según Luis Morales, Subgerente Comercial de Aceros Hochschild, principalmente producto de la falta de grandes proyectos de concesiones viables, que se reactivarán probablemente recién a partir de 2010.

La escasez de acero, un fenómeno que se vivió de forma crítica hace un par de años, es un fantasma siempre presente, que podría agudizarse por el crecimiento de la demanda de economías emergentes como India, Vietnam y Brasil, factores de alguna manera ‘desequilibrantes’, que en gran medida determinan los precios y marcan el escenario de competencia nacional. En términos de cifras, como explica Juan Carlos Gutiérrez, puede decirse que se esperan tiempos de estrechez, "pero lo que a primera vista pareciera ser un problema, para nosotros es un desafío que nos mueve a buscar nuevos nichos de mercado y más soluciones de valor agregado".

 

Las ventajas del acero

Para Luis Morales, la facilidad de almacenamiento del acero y la rapidez que aporta a la construcción son algunas de sus principales ventajas. Asimismo, Ana Silva, Gerente de Finanzas de Carlos Herrera, destaca elementos como durabilidad, resistencia y flexibilidad de este material, entre algunos de sus beneficios, junto con su versatilidad desde el punto de vista arquitectónico. "También, es importante tener en cuenta que tiene muchas ventajas en cuanto a la resistencia sísmica que aporta a las construcciones", declara la profesional.

En opinión de Joaquín Alvarez, Business Manager Habitacional de Cintac, los paneles para control térmico y acústico en base a acero, son muy importantes hoy a propósito de la normativa existente, lo que representa muchas ventajas respecto a otras soluciones. "La evolución que han tenido los sistemas constructivos en acero -aunque falta mucho todavía- ha sido verdaderamente muy importante", asegura.

Asimismo, según el representante del ICHA, una de las ventajas más importantes del acero es su capacidad de prefabricación. "En obras industriales, obras viales y habitacionales está demostrado que mejora la

velocidad de construcción, disminuye los accidentes, mejora el uso eficiente de la energía y optimiza los costos de transporte. Y eso vuelve al acero un material muy relevante, porque lo que se está actualmente buscando es minimizar el trabajo en obra y que la construcción en terreno sea un mecano capaz de armarse in situ, con los mínimos ajustes. Nosotros como ICHA estamos avanzando en esa línea, porque es algo que se hace en países desarrollados hace mucho tiempo, principalmente por los ahorros que aporta a los proyectos constructivos".

Otras importantes ventajas del acero son que permite ganar espacio en la construcción versus otro tipo de materiales. Por eso, según Joaquín Alvarez, hoy gran parte de los segundos pisos no son de madera ni albañilería, sino de acero. Y lo mismo con ocurre con las cerchas y losas.

 

Los motores de la industria del acero

La lentitud en la proyección de la demanda durante el primer y segundo trimestre de este año, marcados por precios altos del acero y márgenes estrechos, lejos del peak registrado en 2006, hacen pensar a los proveedores de este material en un cierre de 2007 más bien tímido. Otro factor inquietante es la incertidumbre respecto al precio internacional del acero, altamente dependiente de las economías emergentes a nivel mundial.

Se espera, según la proyección de los entendidos en la materia, que 2008 y 2009 sean muy similares a este año, especialmente debido a la lenta reactivación del área de construcción de viviendas y a la falta de grandes proyectos de concesiones viables, como los registrados durante el 2003 y 2004. ¿Cómo se reactiva el sector en este escenario? A juicio de Ana Silva, gracias al desarrollo de un gran número de proyectos industriales, donde el uso del acero tiene un rol protagónico y el consumo de este material en aplicaciones nuevas, como numerosos sistemas constructivos.

Asimismo, según Luis Morales, la minería se ha convertido en un importante motor para aumentar la demanda del acero en la construcción. "Mientras hayan proyectos mineros, tenemos mucha actividad, porque todas las iniciativas asociadas a las faenas mineras utilizan cerca de un 80% acero", afirma.

Motivar el uso del acero en la construcción de viviendas es un factor que podría jugar un rol clave en la reactivación de este mercado durante los próximos años; una tarea pendiente para los proveedores de acero y para el ICHA también. El factor cultural, según Juan Carlos Gutiérrez, ha jugado en contra del uso del acero en la construcción de viviendas. Porque para construir en acero se requieren conocimientos mínimos que muchas veces son escasos. "Pero ICHA, tomando los requerimientos de toda la industria, generó un manual de acero para edificio de altura media, contemplando aplicaciones en edificios de cinco pisos para vivienda social, uso de infraestructura pública y colegios, entre otros, con el objetivo de incentivar el uso del acero. Y ahora estamos desarrollando un manual de puentes de acero, para fomentar al demanda, en la misma línea", explica.

 

Proyecciones en capacitación

En el área industrial, la tendencia a la construcción de galpones en acero es muy fuerte y ahí los proveedores están constantemente proponiendo al mercado nuevas soluciones basadas en acero. "Como novedad, recientemente lanzamos al mercado un tabique acústico, que atenúa hasta en cuatro decibeles el ruido interior de un departamento o una casa. Todo apunta, en cuanto a innovación, a soluciones constructivas que permitan alcanzar mayores índices de productividad y ventajas constructivas orientadas al ahorro de energía", explica Joaquín Alvarez.

Para motivar el uso del acero en la construcción, los proveedores de este material están muy comprometidos con procesos de certificación, que como explica Ana Silva, "buscan asegurar a los clientes que estamos entregando un producto conforme a una norma de calidad". En cuanto al tema normativo, Juan Carlos Gutiérrez señala que "estamos llevando a cabo un proyecto de protección contra el fuego en estructuras de acero, una iniciativa que está en etapa de perfeccionamiento y que será muy determinante una vez aprobada. Asimismo, esperamos terminar muy pronto los borradores de normas para generar estándares en cuanto a la protección y el diseño del acero", indica.

Otro desafío para el sector es la formación de los profesionales relacionados con la construcción, los que muchas veces no conocen las ventajas del acero ni sus aplicaciones. Los proveedores señalan que a los profesionales relacionados con la construcción en Chile aún les cuesta asumir que el acero es un producto noble que debe ser incluido en la construcción, aunque las nuevas generaciones de arquitectos lo están usando cada vez más.

Este es, a juicio de los expertos, un tema de tiempo. La industria del acero es más bien joven. Según el profesional del ICHA, "es necesario hacer un trabajo intenso en capacitación, especialmente orientado a calculistas y arquitectos y, al mismo tiempo, generar instancias para mejorar la malla curricular de pregrado, con el fin de incentivar el uso del acero".

Noviembre 2007
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.electroindustria.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.