Miércoles 13 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $781,89      •      UF=$28.095,18       •      UTM=$49.229
mes1.jpg (5951 bytes)
Mauricio Sarrazín,
Ingeniero Estructrural de
la Universidad de Chile
“En el área de
aislamiento sísmico hemos estado en la vanguardia a nivel internacional”

Mauricio Sarrazín es uno de los profesionales de la ingeniería estructural más destacados del país en la actualidad. Su trabajo como académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile por más de 40 años es ampliamente conocido y esa experiencia es una de los factores que le aporta peso a su punto de vista, junto a su formación en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos, como magíster y doctor en ingeniería. Sobre el desarrollo de la ingeniería estructural en Chile y sus actuales desafíos, conversamos en la siguiente entrevista.

¿Cómo ha evolucionado la ingeniería estructural en Chile?
La ingeniería civil estructural, que se creó como carrera en la Universidad de Chile en el año 1853, tuvo al comienzo un lento desarrollo orientándose a los problemas nacionales, que fueron las obras viales y los ferrocarriles; especialmente motivada por la construcción de puentes. De hecho, uno de los primeros hitos fue la construcción del Viaducto del Malleco, en 1888, diseñado y calculado por el ingeniero chileno Victorino Aurelio Lastarria, hijo de José Victorino Lastarria. A partir de ahí, el desarrollo de la ingeniería estructural no ha cesado.

Y ha estado íntimamente ligada a la actividad sísmica…
En efecto. A partir del impacto de los distintos terremotos que vivió Chile, fue necesario desarrollar la ingeniería sismo-resistente o sísmica. Ya en los inicios del año 1900 se desarrolló vastamente en Chile, tema en el que se estableció una estrecha relación con Japón, de ahí que las normas chilenas tengan gran influencia japonesa.

mes2.jpg (8985 bytes)¿Qué otra variable impactó en el desarrollo de la ingeniería estructural?
Tuvo un impacto relevante el desarrollo de la industria, especialmente a través de las construcciones metálicas y las edificaciones mineras. En ese desarrollo, tuvieron mucha importancia destacados ingenieros, grandes profesionales chilenos, algunos de ellos ya fallecidos, como Rodrigo Flores, Arturo Arias, Joaquín Monje y César Barros, entre otros.

¿La ingeniería estructural en Chile está en un buen nivel?
Sí, está en un buen nivel. Es cuestión de ver los resultados. Cuando ha habido terremotos en el país, como el del año 85, los daños en edificios nuevos han sido menores, a pesar de la magnitud de los movimientos telúricos. Y ese es un éxito de la ingeniería estructural, que implementó sistemas de protección sísmica en base a muros, diferentes a las estructuras de marcos rígidos, muy difundidas en los Estados Unidos.

¿Cómo es el nivel de los profesionales de ingeniería estructural que se están formando hoy?
En ese sentido es importante distinguir entre universidades, porque además de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica, y posteriormente la Universidad Federico Santa María, la Universidad de Concepción, la Universidad de Santiago y la Universidad Católica del Norte, hoy hay varias universidades privadas y públicas que están dando la carrera, pero hay serias dudas respecto a si esos profesionales tienen un buen nivel o no. ¿Por qué? Porque no existe un número de profesores altamente capacitados como para satisfacer esa demanda y las instituciones no cuentan con la infraestructura necesaria para impartir la carrera.

¿Cómo se revierte eso?
Ciertamente es un problema que afecta a varias carreras universitarias, pero afortunadamente la ley de revisión de los proyectos permite hacer un control bastante eficiente. Todos los proyectos de edificios de cierta magnitud, entre ellos, escuelas y edificios públicos, tienen que estar certificados por un revisor independiente y de alto nivel, especialmente cuando se trata de edificaciones de magnitud.

mes3.jpg (7758 bytes)¿Cuáles son los hitos más importantes de la ingeniería estructural en nuestro país?
Un punto fundamental fue la Ordenanza General de Construcciones, que surgió después del terremoto de Talca en 1922 y de Chillán en 1939; un avance verdaderamente sustancial.

Otro tema importante de destacar fue la creación del Instituto de Investigación y Ensayo de Materiales, IDIEM, de la Universidad de Chile y, posteriormente, el DICTUC de la Universidad Católica, que están relacionados con la ingeniería estructural porque los materiales tienen una estrecha vinculación con la calidad de la construcción. De hecho, la primera norma de ingeniería antisísmica tuvo su origen en el IDIEM.

Asimismo, es importante destacar que en el área de aislamiento sísmico Chile ha estado en la vanguardia a nivel internacional, junto con Japón, Nueva Zelanda, Estados Unidos e Italia, entre otros.

¿Qué desafíos pendientes quedan por conquistar?
Sin duda el trabajo normativo constituye un tema en permanente desarrollo. La ingeniería avanza rápido y su crecimiento necesariamente tiene que estar acompañado de las normas correspondientes, lo que significa un constante trabajo de actualización. La globalización actual en el ámbito de la ingeniería significa también ser capaces de homologar normas internacionales, respetando, sin embargo, los aspectos propios de la realidad nacional. En este tema, actualmente se está revisando la Norma de Ingeniería Sismo Resistente de Edificios, por parte de la Asociación Chilena de Sismología e Ingeniería Antisísmica, Achisina.

mes4.jpg (6666 bytes)En investigación también queda mucho por hacer. No existe comparación entre los recursos que hay acá en relación con países como Estados Unidos y Japón. Hay aún muchos temas que abordar en Chile, porque en términos constructivos en el país todavía quedan muchos edificios de adobe y estructuras que no son sismorresistentes.

Asimismo, debería existir en Chile un desarrollo de "retrofitting", que son los refuerzos a los edificios con debilidades en su resistencia sísmica; una tendencia que ya comenzó en Japón y a la que Chile debería seguirle los pasos.

¿De qué edificios debemos sentirnos orgullosos?
En Santiago hay algunas construcciones muy interesantes. Entre ellas está la Torre ENTEL, una construcción antisísmica y que en su época fue emblemática. También las Torres de Tajamar; unos de los primeros edificios de gran altura, de hormigón armado y muros resistentes, que se han comportado muy bien con el paso del tiempo y los movimientos telúricos. Otro hito es el edificio de las Naciones Unidas en la década de los sesenta, donde se usaron técnicas de aislamiento sísmico revolucionarias para esos años, con estructuras colgadas de cables. Y actualmente se están construyendo las torres Costanera Center, de 300 metros de altura y de hormigón armado, que seguramente representarán un nuevo punto de referencia en lo que a ingeniería estructural se refiere.

Septiembre 2007
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.