Viernes 23 de Octubre de 2020       •      Dólar= $779,20      •      UF=$28.794,14       •      UTM=$50.372
Resistencia Potencial y Real del Hormigón
Por Sergio Müller Sepúlveda, Constructor Civil Pontificia Universidad Católica de Chile, y Asesor Técnico Grupo Polpaico.

Cuando realizamos el control de calidad de los hormigones colocados en una obra,¿qué resistencia debemos controlar y cuál debemos evaluar? La normativa nacional vigente reconoce dos formas de controlar la Resistencia: una representa la Resistencia Potencial y la otra la Resistencia Real.

En la NCh1171/2 “Hormigón, Testigos de hormigón endurecido - Parte 2”, se define la Resistencia Potencial como la resistencia de una muestra de hormigón extraída según la NCh171, confeccionada según la NCh1017 y ensayada conforme a la NCh1037, expresada como resistencia a los 28 días; sus condiciones son diferentes a las aplicadas en los elementos hormigonados en la obra.

Sobre la extracción de la muestra, la norma NCh171 “Hormigón, Extracción de muestras de hormigón fresco”, define la Muestra de Fabricación como la destinada a evaluar la calidad potencial del hormigón, que, a su vez, refleja la de los materiales, su dosificación y mezclado. Se extrae en el lugar más próximo posible a la salida de la hormigonera. En el caso de los hormigones premezclados, entregados en obra por camiones mezcladores (mixer), la salida del mezclador se considera como el lugar más próximo, aplicando los procedimientos de extracción, transporte, protección y remezclado de la porción de hormigón que componen la muestra, conforme a la norma antes mencionada.

Respecto al tipo de molde para la toma de muestras, la norma NCh1017.E Of 75 “Hormigón. Confección y curado en obra de probetas para ensayo de compresión y tracción” considera el empleo de moldes cúbicos o cilíndricos, aunque se debe ser consecuentes con lo indicado con la norma chilena de cálculo estructural, NCh430 Of 2008 “Hormigón armado – Requisitos de diseño y cálculo”. En sus artículos transitorios, esta normativa obliga al uso del Código ACI 318, el que establece que el hormigón debe dosificarse en base a resultados de resistencias obtenidas del ensayo de cilindros.

Factores relevantes de la extracción
Dimensión de los testigos
Cantidad de testigos, aplicar lo definido en NCh1998
Condiciones mínimas para extracción
Zona de extracción de testigos
Distancia entre los testigos
Procedimiento de extracción de los testigos
Informe de extracción
Transporte al laboratorio

Preparación del testigo de hormigón para ensayo a compresión
Inspección previa a la preparación
Preparación para la determinación de la altura original
Preparación para ensayo de densidad
Preparación para ensayo de resistencia a compresión
Determinación del espesor del elemento en el punto de extracción del testigo
Determinación de la resistencia mecánica
Revise el punto 8 de la norma en referencia, en el que se establece la información mínima requerida para el informe

El uso de probetas cilíndricas para la confección de muestras de hormigón fresco, es coherente con el control mediante testigos, donde la evaluación de resistencias de testigos definida en NCh1171/2 considera la resistencia cilíndrica (especificada) y no cúbica.

Según estudios de verificación de resistencia mediante testigos, las probetas cilíndricas representan de mejor forma la resistencia potencial del hormigón, pues permiten una correcta distribución de carga durante su ensayo, debido a que sus caras (inferior y superior) son rectificadas y refrentadas antes del ensayo para obtener la planeidad requerida.

Arturo Holmgren, en su artículo publicado en la Revista de Ingeniería en Construcción N°18 (1998, Pontificia Universidad Católica de Chile), analiza detalladamente la incidencia del tipo de molde y prensa en la resistencia potencial del hormigón; y las ventajas del cilindro sobre el cubo. En este aspecto, el cubo de placas y pernos pasados tiene una mayor probabilidad de deformación y requiere una permanente verificación de paralelismo de las placas. En el mercado nacional de laboratorios, existe una importante presencia de prensas para cilindros.


Curado del Hormigón

La NCh1017.E Of 75 también establece, en su tabla 3, las formas de compactar el hormigón de las probetas, sin embargo se debe rescatar la cita al pie de la tabla: “la compactación debe ser lo más parecida posible a la compactación utilizada en la construcción”, es decir, vibrada. En esta misma norma, en el párrafo 7.1, se establecen las condiciones del curado inicial de las probetas en obra, el que fundamentalmente debe evitar la evaporación y mantener la temperatura de las probetas entre 16 y 27°C, desde el momento mismo del moldeado.

La finalidad del proceso de curado en obra es impedir la pérdida de humedad del hormigón contenido en los moldes, por lo que las láminas de polietileno no garantizan que se evite la evaporación del agua de amasado. Una forma eficiente para evitarla y mantener la temperatura del hormigón contenido en las probetas, es la aplicación de un curado inicial bajo agua inmediatamente terminada su confección. En EE.UU., la NRMCA (National Ready Mixed Concrete Association) ya ha implementado exitosamente esta tecnología recomendada por la ASTM C31.


Verificación de la Resistencia Real


Bajo ciertas circunstancias y exigencias de una obra, puede ser necesaria la verificación de la Resistencia Real del hormigón colocado en distintos elementos. La ya mencionada NCh1171/2, define la Resistencia Real como la resistencia de un testigo extraído de un elemento y ensayado según la NCh1171/1 y expresado como resistencia según la NCh170, lo que corresponde a una estimación de la resistencia del hormigón en el lugar de extracción sin corregir por efecto del curado, la edad o el grado de compactación; por lo tanto, las condiciones de extracción y ensayo son factores relevantes para su representatividad.


Conclusiones


Por lo tanto, tenemos diferentes tipos de resistencia a la compresión: una que considera compactación y madurez normalizada, la que permite controlar la Resistencia Potencial del Hormigón, y que corresponde a la considerada en el cálculo estructural y control estadístico de los hormigones utilizados en la obra, mientras que la otra considera la exposición del hormigón a las condiciones de obra (colocación, compactación y curado), y permite evaluar la Resistencia Real del Hormigón colocado en los distintos elementos.

De acuerdo al ACI 318 (5.6.4.4), es necesario mejorar el método de curado de la obra, si las probetas curadas en dichas condiciones derivan en resistencias inferiores al 85% de la Potencial.

Agosto 2012
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.