Viernes 22 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $797,60      •      UF=$28.162,42       •      UTM=$49.229

SEGURIDAD, CONTROL Y DISPONIBILIDAD
Las claves del Storage para ambientes corporativos

La generación de información crece de manera imparable y en un escenario cuando hay cada vez más dispositivos conectados, la tendencia parece irreversible. En ese contexto, los clientes corporativos requieren cada día más respaldos de sus servicios, configuraciones y datos, tanto para sus propias necesidades como para satisfacer las normativas de sus respectivos sectores.

Para toda organización, el almacenamiento y la disponibilidad de los datos es un aspecto crítico para asegurar la continuidad de su negocio y procesos. En este sentido, las necesidades con respecto al almacenamiento son transversales a cualquier escala: seguridad, disponibilidad, performance, costos y compliance (cumplimiento de regulaciones y normas). Sin embar go, a medida que crece la empresa, los datos de diferentes categorías comienzan a ser tratados de maneras más adecuadas, específicas, lo que se traduce en un consumo de diversas tecnologías de almacenamiento, radicadas tanto en la infraestructura local como en la nube pública, en diversas modalidades.

“Por ejemplo, un banco que necesita atender a sus clientes con rapidez preferirá almacenar este tipo de datos en un storage de alta performance en su data center local, mientras que puede almacenar los registros históricos en la nube, lo que tendrá un costo mucho menor aunque su disponibilidad se verá mermada”, explica Felipe Apeleo, Jefe Unidad Hardware & Software en Nous Chile.

Para Verónica Lamarca, Gerente Comercial de AQuanta, se observa actualmente un aumento de usuarios en los segmentos mid-market y entry-level que necesitan mayor rendimiento en los tiempos de respuesta de sus aplicaciones. “También se hace más presente la necesidad de seguridad de estos datos y de flexibilidad para migrarlos desde infraestructuras on-premise a nube, y viceversa”.

Al respecto, Francisco Rodríguez, Chief Technology Officer Digital Cloud de ISC Technology, asegura que existe mucha diversidad: algunos clientes prácticamente no piden más que el espacio y la conexión a la red, mientras que otros piden cumplimientos, cifrado y seguridad, entre otras prestaciones.

Felipe Apeleo, NOUS Chile.
Verónica Lamarca, AQUANTA.
Francisco Rodríguez, ISC TECHNOLOGY.

En general, enumera, los requerimientos de los usuarios se resumen en: control de acceso a la información, así como tener historia de los datos y de los cambios que se han realizado. “A su vez, demandan medidas que eviten pérdidas de información, como el monitoreo exacto de lo que sucede en la plataforma; el registro de los horarios de mayor y menor uso; el manejo de alertas, y la capacidad de administrar umbrales y desbordes automáticos”.


Sofisticación del mercado

Chile y sus grandes corporaciones están catalogadas como pioneras cuando se habla de nuevas tecnologías, sostiene Apeleo. “Se observa que las grandes empresas están en constante renovación y entienden la importancia que tiene la incorporación de las últimas tecnologías para mantener sus modelos de negocio competitivos, mejorando la calidad de sus servicios y manteniendo los costos controlados”, sostiene.

De acuerdo a Verónica Lamarca, hoy se ve un aumento de clientes corporativos que ha enviado parte de sus cargas de trabajo a plataformas Cloud, apuntando a establecer esquemas híbridos de almacenamiento. “También se observa el reemplazo de infraestructura tradicional por plataformas hiperconvergentes, que permiten tener mayores grados de flexibilidad y agilidad, tomando en cuenta las necesidades de escalabilidad de nuevos negocios exponenciales”, se- ñala.

Hay grandes marcas que están involucradas desde hace años y han ido evolucionando en sus soluciones, enfatiza Rodríguez. “Sin duda, las que más sofisticación poseen son aquellas que contemplan software y hardware integrados, los que facilitan la supervisión y gestión de la plataforma, simplificando tareas tales como respaldos, recuperación, recuperación de desastres, certificaciones de ERP, entre otras”.

El ejecutivo añade que además se incluyen otras opciones como: herramientas de eficiencia en almacenamiento, energía y espacio; monitoreo completo de la solución; integración con nubes más usadas (hiperescalares Amazon Web Services, Microsoft Azure, Google Cloud, etc.); escalabilidad lo más simple posible; soporte de al menos cuatro horas en el sitio, para cambio de partes y piezas; y capacidad de reorganizar la data conforme a su necesidad de acceso (tiering).


Principales barreras

En general, a juicio de Verónica Lamarca, la principal dificultad radica en la confianza en el uso de nuevas tecnologías y algunas normativas específicas. “Los clientes se muestran más abiertos a explorar en nuevas tecnologías como nube o hiperconvergencia. No obstante, debido a lo acotado de los tiempos para adopción de nuevas formas de trabajo, algunas veces no alcanzan a ejecutar los cambios y terminan optando por esquemas más tradicionales”, asevera.

Para Rodríguez, todavía hay ciertos clientes de nicho que son cerrados, no se integran con nada y no se comunican hacia afuera. En general, la premisa es mantener el control y evitar fuga de información. “Los clientes están dispuestos a educarse y con ello, seguirán buscando soluciones que les apalanquen y simplifiquen el quehacer diario. No es algo que realicen de forma natural, por lo que el proveedor debe generar instancias para entrenar o bien difundir al usuario los beneficios de estas nuevas TI”.

Con respecto a la incorporación de TI que implican una inversión en infraestructura de data centers, la principal limitante sigue siendo el presupuesto y los costos derivados de su implementación y la capacitación de la fuerza de trabajo que esto implica, detalla Apeleo. “Por el lado del Cloud, la seguridad de la información, el rendimiento y el control de costos son las barreras más potentes. A su vez, las normativas vigentes, en muchos casos, aún no cuentan con la flexibilidad necesaria para mantener la información fuera del país, o incluso fuera de los centros de datos propios de los clientes”, enfatiza.


NAS, SAN y la evolución

Las ahora “tradicionales” tecnologías SAN y NAS aún se implementan, teniendo una evolución en la integración y nuevas capacidades de rendimiento, lo que les ha permitido seguir siendo una oferta muy válida para implementar proyectos. “La llegada de la nube ha forzado a estos almacenamientos a realizar integraciones o tiering en las más sofisticadas, lo que conduce a una integración más fluida y simple”, explica Rodríguez.

En tanto, Verónica Lamarca afirma que se observa notoriamente un aumento en la variedad de oferta de almacenamiento. Si bien la nube trajo una oferta atractiva de almacenamiento en demanda y basada en servicio, se suma a ella un importante crecimiento en sistemas hiperconvergentes que mejoran los niveles de SLA. “Una de las mayores ventajas han sido los esquemas únicos definidos por software para orquestar todos los servicios del data center”, señala.

Apeleo aclara que, desde el punto de vista del hardware, las tecnologías de almacenamiento siguen siendo las mismas, con la destacada excepción de la introducción de discos de estado sólido SSD. “Sin embargo, se ha avanzado muchísimo en software que permiten reducir costos de almacenamiento y hacer una gestión eficiente de la información.

Por otro lado, se ha pasado de un modelo tradicional Servidor-Storage-Redes a un centro de datos definido por software (o ‘SDDC’, del inglés ‘Software Defined Data Center’), donde la hiperconvergencia ha reemplazado al modelo mencionado, simplificando enormemente la administración de la infraestructura”. De cualquier manera, las características de los datos y las necesidades del negocio siguen dando las directrices de qué tecnología de almacenamiento es preferible, considerando que los dispositivos NAS y SAN siguen completamente vigentes.


La nube y la nueva hiperconvergencia

El Cloud Computing cambió completamente las reglas del juego, permitiendo a las organizaciones pasar de un modelo en donde era vital invertir en infraestructura a uno de consumo y pago por uso, advierte Apeleo. “Esta flexibilidad ha ayudado a las empresas a contar con infraestructura elástica, que crece o decrece en función a las demandas de los usuarios mientras aumenta la seguridad y disponibilidad, y reduce los costos operativos”, señala.

Rodríguez añade que la tecnología de Cloud ha ido avanzando paulatinamente, y existen muchas más integraciones con nubes hiperescalares. “Para todo lo que es desarrollo de soluciones TI, es un camino realmente válido, que ayuda a provisionar y levantar pruebas en minutos, sin tanta demanda y espera para disponer del ambiente adecuado”, afirma. A su vez, agrega que la hiperconvergencia ha venido a simplificar y reducir el costo de mantención ofreciendo plataformas de tipo data center, pero sin toda la enorme cantidad de especialistas para llevarlas a cabo.

Verónica Lamarca se muestra un poco más crítica respecto a estas tecnologías, ya que sostiene que los clientes han aprendido que mudar todo a la nube “ha sido más difícil de lo prometido”, pero que con plataformas virtualizadas y contenedores se hace “más atractivo” implementar esta solución. “El costo en licenciamiento en hiperconvergencia es un poco más alto y no aplica a todos los clientes. Pese a ello, el beneficio en simplicidad es grande y los usuarios encuentran esto muy interesante”, concluye.

Septiembre 2019
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
MERCADO MAYORISTA: Promocionando el valor del negocio recurrente
GOBIERNO DIGITAL: Una transformación con foco en el ciudadano
CANAL DE INTEGRACIÓN: Radiografía a un mercado en transformación
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.