Domingo 15 de Septiembre de 2019       •      Dólar= $706,49      •      UF=$28.020,52       •      UTM=$49.033

NETWORKING
¿Qué está pasando con el “sistema circulatorio” de las TIC?

El mundo de las redes TI está cambiando: se necesitan más profesionales y técnicos; está aumentando la demanda de proyectos de nube híbrida; la red misma se está expandiendo mucho más allá del centro de datos, y la seguridad de los datos sigue siendo una preocupación. Este escenario plantea varias oportunidades de negocio para aquellos integradores que estén preparados para enfrentarlas.

Para cumplir apropiadamente con las necesidades del negocio, cualquier infraestructura de TI -sin importar su tamaño- es altamente dependiente de la Conectividad. Desde los días de los mainframe hasta hoy, el reinado de Internet, las redes informáticas han jugado un rol preponderante para el éxito de cualquier organización, otorgándole velocidad, eficiencia y resiliencia. En ese sentido, este segmento del mercado ha crecido de manera sostenida en los últimos años, presentando interesantes oportunidades de negocio para el canal.

No obstante, una de las barreras para aprovecharlas será la falta de personal calificado para implementar redes con funcionalidades “avanzadas”, es decir, que van más allá del Networking “tradicional”. Debemos considerar que cada generación de equipos de conectividad incluye nuevas prestaciones que agregan capacidades a la red, posibilitando, por ejemplo, una mejor ciberseguridad, deteniendo los ataques a nivel de red, antes de que puedan impactar a los usuarios.

Al respecto, diferentes estudios indican que esta brecha entre la oferta y la demanda de profesionales y técnicos de red disponibles ha ido disminuyendo, pero que se agrava cuando nos referimos a tecnologías avanzadas. De hecho, un estudio publicado por IDC en 2016, menciona que existiría un 9% de brecha de FTE (Full-Time Employee, o Empleados de Tiempo Completo) en 2019, pero que ese porcentaje para tecnologías emergentes (como Internet de las Cosas, Edge Computing, AR/VR, etc.), llegaría a un 79% el mismo año. En otras palabras, vendors, integradores y clientes estarán “batallando” para quedarse con el escaso talento humano disponible. Además, como explica el informe, esta escasez de personal capacitado representará una barrera para la adopción de tecnologías por parte de las empresas y los gobiernos.


¿Ir a la nube o no?

A diferencia de otros mercados que abrazaron el Cloud Computing desde sus principios, las empresas nacionales se mostraron (en un comienzo, al menos) un tanto indiferentes frente a esta tecnología. No obstante, ya están buscando soluciones más complejas, como las llamadas “nubes híbridas” que reú- nen a diversos proveedores Cloud con la infraestructura local del cliente.

En ese sentido, el Red Hat Global Customer Tech Outlook 2019 muestra que “solo el 6% de las empresas encuestadas tienen una estrategia de nube pública pura, y más del 20% de los encuestados todavía están estableciendo su estrategia de nube”. En todo caso, el informe revela que la mayoría de las organizaciones persigue una estrategia de nube híbrida, con la nube pública y privada jugando un papel juntas y por separado, dependiendo de la carga de trabajo.

“El 30% de los encuestados tiene una estrategia de nube híbrida, con el 45% de los encuestados que usan actualmente dos o más plataformas en la nube y el 65% planea usar dos o más en los próximos 12 a 24 meses. Solo el 11% no planea usar una plataforma en la nube en los próximos dos años. El 7% de los encuestados planea usar cinco (o más) plataformas en la nube en los próximos dos años. Desde nuestra perspectiva, lo es, y esperamos que sea un mundo híbrido y multicloud durante muchos años”, continua.

Por su parte, IDC predice que para 2022, las cuatro “mega plataformas” de Cloud albergarán el 70% de las implementaciones de IaaS/PaaS en América Latina, pero para 2024, el 80% de las mil compañías más importantes de la Región mitigará el riesgo de secuestro contractual a través de tecnologías y herramientas multicloud/híbridas.

En esa línea, se puede estar produciendo una “repatriación” desde el Cloud (aplicaciones que se mueven de la nube a on-premises), aunque para algunos analistas, el aumento en las instalaciones locales no vendrá de este tipo de proyectos, sino que serán aplicaciones que nunca se movieron en primer lugar. En ese sentido, no se trata que el Data Center ni la nube estén muertas, sino que el mercado está buscando su punto de equilibrio.


La red se muda a “la periferia”

La estructura de la red continuará “descentralizándose”, empujando con mayor énfasis hacia el “Edge Computing” (o Cómputo en el borde o perímetro). En 2018, IDC afirmó que, para 2022, “más del 20% de las implementaciones en la nube, en Latinoamérica, incluirá Edge Computing”. Como resultado, al tener menos restricciones en el borde (en comparación al centro de cómputo), los datos y las aplicaciones crecerán rápidamente, a medida que las empresas intenten reducir la latencia en la toma de decisiones.

En otra de las predicciones de IDC para 2022, se afirma que las organizaciones gastarán más en aplicaciones de SaaS verticales que en aplicaciones horizontales, especialmente aquellas que aprovechan una ventaja competitiva local o regional sobre las empresas globales.

Ahora bien, el punto es que muchas de esas aplicaciones verticales (como las que empezaremos a ver para los sectores de Logística, Gobierno, Minería, entre otros), aprovecharán al máximo las capacidades de la Internet de las Cosas, lo que también pondrá su propia cuota de estrés en las redes de las organizaciones. Si bien IoT puede brindar una visión más profunda de los procesos productivos, se requiere una infraestructura que permita capturar y aprovechar esta información en el proceso de toma de decisiones.

Ahora bien, estas últimas dos tendencias (el crecimiento del Edge Computing y de la IoT), podrían implicar un incremento en la superficie de ataque y crear más oportunidades para configuraciones erróneas que pueden ser explotadas por criminales, abriendo la puerta al robo de información o al secuestro de plataformas TI.

En ese sentido, los vendors del área Networking están conscientes del escenario en el que se están implementando sus soluciones, por lo que muchos de ellos ya han incorporado tecnologías que les permiten hacer más y de manera eficiente, especialmente en el ámbito de la Seguridad de la Información, el que será muy requerido en los próximos años.

Agosto 2019
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
MERCADO MAYORISTA: Promocionando el valor del negocio recurrente
GOBIERNO DIGITAL: Una transformación con foco en el ciudadano
CANAL DE INTEGRACIÓN: Radiografía a un mercado en transformación
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.