Miércoles 17 de Julio de 2019       •      Dólar= $681,31      •      UF=$27.953,42       •      UTM=$49.033
Jaime Soto, Presidente de ACTI
“El emprendimiento
es una actitud”

No siempre es fácil emprender en el mundo de lasTICs, de eso bien sabe Jaime Soto, actual presidente de la Asociación de Empresas Chilenas de Tecnologías de la Información (ACTI), quien desde los años 90 está vinculado a la industria. Para conocer un poco más de su experiencia y cómo la capacidad de emprender puede jugar a favor de los negocios, conversamos con el profesional.

Oriundo de Osorno, Jaime Soto llegó a Santiago a principios de los 80 para estudiar Ingeniería Civil en la Usach. Los tiempos convulsionados de la época, más el hecho de ser de provincia, obligaron a Jaime a estar siempre alerta y buscar diversas formas de financiamiento.

Estando en la universidad, Jaime comenzó a acercarse al mundo de la informática, específicamente al desarrollo de software, pero siempre con la inquietud de buscar socios de negocios antes que un jefe, siempre con la necesidad de emprender.

Actualmente es Presidente del grupo empresarial CirculoGEN, tiene un doctorado en Ciencias Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid, posee estudios de especialización en Diseño Organizacional y Tecnología en Europa y Estados Unidos, es académico, autor del libro “el juego de la vida” y en 2012 se convirtió en Presidente de ACTI.

¿Qué recuerda de sus primeros años en la industria?
Comencé cuando la industria pasaba por la transición del mundo DOS al de Windows. En aquellos años era toda una novedad montar Office, con Excel, Word y PowerPoint. Eran épocas de eventos muy masivos e Internet recién se expandía, al igual que el concepto de cliente servidor.

En términos de negocios, no había tantas instancias de apoyo como hoy existen. Si uno quería exportar, te hablaban del aforo físico, entonces, resultaba más fácil abrir una empresa en el exterior, buscarte un socio local y abordar el mercado con el aplicativo, que más que nada eran de recursos humanos, procesos contables, logística y distribución.
En mi caso, estuve en Estados Unidos armando negocios para América Latina porque era más fácil vender desde Estados Unidos que desde Chile, eso porque los americanos estaban un paso más adelante. Yo opté, desde EE.UU, construir espacios de relaciones de negocios y apostar por estos proyectos internacionales de los cuales no funcionó ninguno.

¿Por qué no funcionaron?
Me devolví por la crisis de las punto com. Además, los niveles de riesgo para las empresas estadounidenses de conversar con gente sudamericana eran mayores que con un americano, inglés, u otro. Los portafolios de inversión eran de más alto riesgo; por lo mismo, los proyectos debían ser mucho más agresivos para penetrar el mercado global, y eso no era tan fácil en el contexto en el que yo me movía.

¿Cuánto le afectó la crisis de las punto com?
Estaba en Miami y todos mis amigos desaparecieron en semanas. Toda mi red de contactos se esfumó con la crisis; después de unos años volvieronpara ver si podíamos hacer algo de nuevo.

Cuando pasan estas experiencias adversas, ¿cómo se vuelve a empezar?
Tiene que ver con una conducta de vida. Por ejemplo, cuando en la universidad ves a los estudiantes vendiendo cosas, organizando actividades asociativas, postulando a proyectos, te das cuenta de que son emprendedores por naturaleza.

Yo tuve que emprender siempre para poder mantenerme. Entonces, debes ser, sí o sí optimista.

Cuando pasan cosas como la crisis de las punto com dices: “Ya, nunca más”, pero en el fondo, al poco tiempo, estás pensando en cómo volver.

En este sentido, la clave es la perseverancia. Cuando era niño me gustaba el ajedrez, de hecho fui campeón nacional, pero no me gustaba jugar con otros porque me incomodaban las reacciones de los niños cuando perdían, por eso me cambié al atletismo, ya que es una lucha contra ti mismo. Uno, cuando emprende, compite con uno mismo.

En el caso de las TICs, ¿con qué elementos se debe lidiar para no perder la capacidad de emprender?
En rigor, continuamente fracasamos en el mundo TICs. Porque cada vez que evalúas un proyecto y no lo tomas, es un fracaso menor: pusiste horas, cabeza y esfuerzo, el cual finalmente no se ve recompensado y obviamente te sientes mal, apenado. Pero si después de esa sensación lo miras de otra forma... son sólo oportunidades que perdiste o problemas que no tomaste.

Las experiencias malas siempre te aportan y por supuesto que el emprendimiento es para personas que ven siempre el vaso medio lleno, no para depresivos. El emprender, y que las cosas no resulten, tiene un costo emocional, no es gratis; y hay que saber manejar el desgaste físico que genera.

Siempre hay que estar en la búsqueda de una oportunidad y ser emprendedor se convierte en una rutina positiva, en parte de lo que haces todos los días.

Otro elemento que nos juega un poco en contra en las TICs es la obsolescencia. Tu producto caduca en cuanto la tecnología en la que se basa avanza, y en este sector lo hace vertiginosamente. En menos de dos semestres tienes que tener nuevos caballitos de batalla para seguir en el negocio.

¿Qué errores se pueden cometer en el camino del emprendimiento?
Como la ignorancia es temeraria, cuando estás emprendiendo y obtienes tu primer éxito puedes creerte dueño de la verdad, ponerte soberbio y arrogante. De ese modo concentras todas tus energías en ese proyecto y dejas de emprender.

Un emprendedor nato trata de no cometer ese error. Lo que se debe hacer es seguir con los otros proyectos que tenías en mente, y dejar el proyecto exitoso como una momentánea fuente de financiamiento para las otras iniciativas. No puede haber un emprendedor con un solo proyecto, siempre tiene que haber algo en mente que lo “alimente” en su diario actuar.

De acuerdo a su experiencia, ¿cómo podemos subirnos al carro del emprendimiento?
El emprendimiento, al igual que la innovación, no tiene edad ni tamaño del capital del emprendedor. Es una actitud. En ese sentido el empresario TIC tiene ventajas y es diez veces más rápido en adaptarse a las nuevas tecnologías que un empresario de otro rubro.

Hoy en día deben ser los menos los empresarios tecnológicos que no estén preocupados de la innovación de sus productos, pues tienen que ser de naturaleza innovadores.

El día a día ¿atenta contra la capacidad de emprender?
Sí, pero es necesario tener a la gente capacitada y entrenada para los productos que vienen; es una parte normal del negocio.

Además, en el caso del canal de distribución es aún más vital, pues es el primero en tocar el producto o servicio que viene. Debe arriesgar y optar por cuál será el producto innovador que va a dominar el mercado el próximo semestre o año y por el cual debe apostar su inversión. En el desarrollo de software, hoy debe estar más preocupado del periférico que estará en el mercado, para el cual la aplicación que se está desarrollando será acorde: ¿PC, Mac, iPad?

Siempre hay que ir un paso adelante en el mercado de las TICs para seguir en el juego y, en el caso del canal, éste es el que tiene la brújula.

Enero 2013
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
GOBIERNO DIGITAL: Una transformación con foco en el ciudadano
CANAL DE INTEGRACIÓN: Radiografía a un mercado en transformación
COMPONENTES Y ACCESORIOS: Desafíos de un mercado lleno de oportunidades
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.